Con la lupa puesta en las nuevas técnicas diagnósticas

Ganador Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
25 oct 2018 - 08:00 h
|

Ignacio Gadea, jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, ha recibido el Premio BiC al Mejor Servicio de Microbiología de nuestro país. Este galardón supone, a su juicio, un reconocimiento al esfuerzo de “nuestra gente”. Todo el hospital, y por supuesto de forma particular el servicio, está volcado en el paciente. “La actividad de un servicio asistencial volcado en el paciente es, en sí misma, muy gratificante; pero que ese esfuerzo pueda ser objetivado por premios como este le añade una importante visibilidad externa”.

La evolución del servicio en los últimos tiempos ha sido “espectacular”, sobre con la incorporación permanente de nuevas tecnologías diagnósticas. El departamento ya era prestigioso en 1990, pero entonces toda su actividad era muy manual, con lo que implica en la rapidez de los resultados emitidos. “Hoy es un departamento informatizado y automatizado, capaz de desarrollar una actividad considerablemente mayor y dar resultados relevantes en un tiempo muy reducido”.

<p>Con la lupa puesta en las nuevas técnicas diagnósticas</p>

Las resistencias bacterianas y las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria son dos ejes principales de la especialidad. El reto principal se resume en evitar las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y la colonización de nuestros enfermos por cepas multirresistentes. Este reto tiene un abordaje multidisciplinar. Así el experto enumera la instauración de las medidas básicas de prevención; las técnicas quirúrgicas adecuadas que acorten el tiempo de exposición de los enfermos; la vigilancia en la utilización de dispositivos; una correcta política de antibióticos llevada con rigor en el hospital, con los PROA; así como la detección rápida de estas cepas, si aparecieran, para evitar, en lo posible, su diseminación.

Una mejora continua

Como casi todas las actividades del hospital, todas las mejoras en la asistencia difícilmente residen en la actividad de un único servicio. “Podemos apuntar nuestra participación en los programas de control de la infección ligada a la asistencia sanitaria (programas zero, por ejemplo); desarrollo del código sepsis, con la significativa reducción de nuestros tiempos de respuesta en la identificación y caracterización de la sensibilidad de los microorganismos; desarrollo del programa PROA, etc”.

Tal y como indica Gadea, son un servicio que considera como una parte muy importante de su actividad asistencial la interacción directa con los profesionales de los diferentes servicios asistenciales. Así, mantenemos reuniones periódicas con los más involucrados en la infección y nos enorgullece que seamos considerados próximos, accesibles y muy relevantes para el manejo del paciente infectado.

De cara al futuro, el servicio se centrará en mejorar más los tiempos de respuesta, de forma especial con aquellos incluidos en el código sepsis. “Estamos inmersos en un proyecto para la detección de la bacteriemia antes de que sean positivos los hemocultivos, lo que redundaría, sin duda, en los enfermos”.

Además, este equipo de profesionales se está centrando en que los resultados de la actividad sean relevantes para la asistencia. “Ello implica que los resultados sean fiables, emitidos en el menor tiempo posible y que incluyan información de utilidad para el clínico, que pueda ser emitida de forma que incluya matizaciones, recomendaciones, e incluso, la interacción directa con ellos”.

Por último, el experto explica que aunque parezca un contrasentido, la actividad del servicio comienza cuando se ha fracasado en nuestra tarea más importante, que es, como en todos los aspectos de la asistencia sanitaria, la prevención, de las infecciones. “Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de la correcta vacunación de nuestros niños y de nuestros no tan niños, en la importancia de las medidas de asepsia, el correcto uso de los antibióticos, que nunca es una buena práctica la automedicación, y un largo etcétera”.

Finalistas

Complejo Hospitalario Universitario A Coruña

Complejo Hospitalario Universitario de Santiago

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

Twitter
Suplementos y Especiales