Una atención muy sensible a las necesidades de pacientes especiales

Ganador Hospital Universitario Infanta Leonor
Herramientas
Madrid
|
15 nov 2016 - 11:00 h
|

La sensación de vulnerabilidad es un rasgo común en la enfermedad, pero en determinados colectivos, como es el caso de niños o pacientes psiquiátricos, es aún mayor. Conscientes de ello, el Hospital Universitario Infanta Leonor ha puesto en marcha un programa específico para ellos que les ha valido el primer premio Best in Class (BiC) de Humanización de la Asistencia Sanitaria. Un galardón merecido, y también muy disputado entre los finalistas y los más de 60 candidatos que han presentado sus iniciativas en esta primera convocatoria que puede considerarse todo un éxito.

La directora gerente del hospital, Carmen Pantoja, asegura que llevan trabajando en Humanización desde hace varios años. “Ha sido una línea prioritaria desarrollada por el Comité de Calidad Percibida con carácter general para todas las unidades y servicios del hospital”, apunta.

La responsable defiende la necesidad de poner el acento en estos colectivos especialmente sensibles. Para un niño, por ejemplo, el ingreso hospitalario supone una alteración en su vida diaria con un impacto mucho mayor que en un adulto. En el caso de los pacientes psiquiátricos sucede igual, “durante el ingreso, a veces por su situación clínica, pasan muchas horas en situación de especial aislamiento, contenidos cuando es inevitable y con un régimen de visitas que a veces puede resultar demasiado estricto... En esas ocasiones, los profesionales sanitarios son los más cercanos, los que están más tiempo con ellos atendiéndoles y compartiendo su día a día en el hospital”, añade. “Hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar su entorno terapéutico y que la estancia en nuestra unidad de hospitalización psiquiátrica sea lo mejor posible” y en ello es en lo que se han volcado en este proyecto.

Con respecto a los niños, facilitan que pueda estar acompañado por su madre, padre, etc., el mayor tiempo posible, incluso durante la realización de pruebas médicas dolorosas y estresantes”, indica. También es importante que puedan disponer de juguetes, libros o medios audiovisuales adaptados a su edad, en un entorno amable, en su caso, con decoración temática sobre el mundo del circo.

Las actividades son incontables, talleres, manualidades, celebraciones especiales, etc., e incluso pueden elegir la comida que se les servirá al día siguiente, y se sirve comida para su acompañante.

De cara a las personas con enfermedad mental, cuando se produce un ingreso en la Unidad de Psiquiatría paciente y familiares reciben una guía de acogida para facilitar el conocimiento del funcionamiento del centro.

Además, la responsable explica que se realiza actividad física de forma regular en un entorno habilitado para ello y desde hace un año existe incluso una terraza habilitada en la unidad para que puedan recibir sus visitas, realizar ejercicio de manera supervisada y, en la época estival, disfrutar también de las películas que cada sábado por la noche se proyectan dentro de un ciclo de cine de verano. En la misma línea, se promueve la participación de los pacientes psiquiátricos en diferentes actividades de hospital como concursos tales como el de decoración navideña de las diferentes unidades del hospital, del Día Mundial sin Tabaco o en el marco del Día Mundial de la Higiene de Manos.

Son pequeños ejemplos que dan visibilidad a una estrategia puesta en marcha hace cuatro años, en la que han contado con el respaldo de los profesionales del centro y también con la satisfacción de los pacientes, que trasladan sus felicitaciones al hospital. La idea, en adelante, es “consolidar lo implantado”, aunque a corto plazo hay previsto ampliar la atención humanizada a otro colectivo vulnerable, el de los ancianos, y a corto o medio plazo se pondrá en marcha un proyecto de Medicina Intensiva y enfermería de la UCI dirigido a los pacientes y familiares. En este último caso, el proyecto está pendiente de valoración económica para incluirlo en las inversiones del próximo año.

Finalistas

Atención integral a niños y niñas con inmunodeficiencias primarias “ Muchos más que una pastilla”. Hospital Universitario Vall d`Hebron (Barcelona)

Casas Royal McDonald: construir y mantener unos hogares ubicados cerca de los mejores hospitales pediátricos del país. Fundación Infantil Ronald MacDonals (Madrid)

Mejora del entorno y la calidad asistencial mediante la puesta en marcha de un programa de Micro-conciertos dirigido a los pacientes atendidos en el Hospital General Universitario de Valencia

Plan de Humanización del Servicio de cuidados Críticos e Intermedios del Hospital de Hellin (Ciudad Real).

Proyecto HU-CI ( Humanizando los cuidados intensivos) Hospital Universitario de Torrejón (Madrid).

Twitter
Suplementos y Especiales