“La situación de necesidad actual es la peor desde la II Guerra Mundial”

JOSÉ FÉLIX HOYO Presidente de Médicos del Mundo España y médico de urgencias
Herramientas
Madrid
|
09 dic 2016 - 13:00 h
|

De las urgencias en el Hospital General Universitario de Móstoles, a las ‘urgencias’ que atiende trabajando como cooperante en otros países. Y es que el presidente de Médicos del Mundo, José Félix Hoyo, asegura que hace muchos años que tiene “impregnado” en su ser el pertenecer a una ONG.

Pregunta. Intentemos hacer un breve resumen de tu biografía con una pregunta: ¿Por qué médico y por qué este mundo, el de la cooperación?

Respuesta. Médico porque es mi profesión desde hace muchos años, y la cooperación porque aúna algunas cosas que no tenemos los médicos cuando trabajamos en el SNS más allá de atender a pacientes en nuestro contexto desarrollado.

P. ¿Se te quedaba pequeño el ‘mundo’ de la medicina y por eso entraste en Médicos del Mundo?

R. El mundo de la medicina es muy amplio, pero soy una persona inquieta a la que le gusta hacer más cosas.

P. ¿La diferencia entre tu ejercicio profesional y tu labor en Médicos del Mundo es que pasas de ser un médico de urgencias a trabajar con urgencia?

R. Hay cooperación internacional y acción humanitaria, que es cuando se trabaja con urgencia, aunque urgencia hay siempre porque las personas con las que nos movemos viven en esta situación constantemente. Lo que pretendemos en Médicos del Mundo es cambiar las cosas y que todas las personas tengan derecho a la salud. Eso a veces lleva poco tiempo como cuando actúas en una epidemia o en una guerra; otras, mucho, cuando pretendes cambiar actitudes de las personas.

P. En tus casi 20 años como cooperante, ¿la urgencia ha ido a más?

R. Siempre ha habido picos de crisis en el mundo, pero ahora la situación es objetivamente la peor con respecto a las personas que necesitan ayuda urgente desde la II Guerra Mundial. Es muy mala y tiene perspectivas de empeorar.

P. ¿Cuántas veces has podido dar fe de que querer no es poder?

R. Las necesidades son tan inmensas que lo que podemos ofrecer solo se puede plantear a largo plazo, vamos construyendo cosas con pequeños logros.

P. Como aficionado al buceo, ¿salvar una vida es la mejor bombona de oxígeno?

R. Cuando trabajas sobre el terreno en países que tienen muchas dificultades, siempre recibes más de lo que das. A pesar de ver grandes catástrofes, conflictos, gente que sufre crónicamente y que es duro, el beneficio personal es muy alto.

P. Ahora que se habla mucho de globalización, ¿para cuándo la globalización de la salud?

R. Es complicado, acabamos de presentar un observatorio en salud y hay muchas diferencias incluso dentro de Europa. La población no tiene acceso a una salud razonable, lo hemos visto recientemente en epidemias como la del ébola. La salud no está ni mucho menos globalizada y hay muchos intereses privados que pretenden hacer de ella un negocio.

P. También eres aficionado a la fotografía, ¿tenemos una imagen distorsionada de las personas refugiadas?

R. Sí, son personas normales, como cualquier otra, y si nosotros nos viéramos en la misma circunstancia, probablemente haríamos lo mismo. Yo no me puedo imaginar a mí mismo viviendo dentro de una guerra con mi familia sin intentar salvarla, nadie es un refugiado de nacimiento, nadie quiere dejar su país.

P. Imaginemos que te ceden la cartera de Sanidad por unos días, ¿qué iniciativa tendría que echarse a temblar?

R. Claramente aboliría el RD 16/2012, que es muy doloroso. También hay programas de cooperación sanitaria que han sufrido mucho con la crisis. Hay muchas cosas que cambiar que harían que el mundo fuera más equitativo.

P. Con la llegada de la Navidad, desde Médicos del Mundo pedís a los ciudadanos que tengan ‘un gesto’, ¿qué gesto le pedirías a las administraciones?

R. La derogación del RD 16/2012, que haría dejar de sufrir innecesariamente a muchas personas. También que hagan cuadrar lo que sienten las personas realmente con lo que interpretan las administraciones. España es un país muy solidario, pero eso no ha trascendido a la opinión de nuestros políticos.

P. ¿Qué te hace torcer el gesto?

R. La intolerancia, las actitudes poco reflexionadas como el racismo, la xenofobia, lo que impulsa a eso como motivo de unión cuando es solamente un truco egoísta para hacer prevalecer sus propios intereses.

P. Sin ánimo de lucro, te dejo las últimas líneas de esta entrevista para que me ‘vendas’ Médicos del Mundo...

R. Es una asociación muy potente en ideas y muy compleja que lucha por el derecho a la salud. Basado en la evidencia, en el trabajo que hacemos diariamente en 80 países del mundo, damos alternativas para buscar que todos tengamos derecho a ser atendidos cuando estamos enfermos o un seguimiento.

Twitter
Suplementos y Especiales