“En un equipo médico, como en una orquesta, hay que tocar al unísono”

JORDI GATELL Jefe Dpto. de Córnea y Superficie Ocular en Instituto Catalán de la Retina
Temas relacionados:
Herramientas
Barcelona
|
15 sep 2017 - 15:00 h
|

Con la música no solo a otra parte, si no que, si puede ser, a todas partes. Jordi Gatell, badalonés y oftalmólogo, es un apasionado del violín. Tanto que forma parte de la World Doctors Orchestra.

Pregunta. ¿De dónde le viene la pasión por la música?

Respuesta. Mis padres me llevaron al conservatorio cuando tenía ocho años. Y desde entonces no he parado. Llegué a séptimo curso de violín en el conservatorio, solo me faltaba uno. Pero tenía que decidir si me dedicaba a al música o estudiaba medicina. Y escogí la medicina. Continué con la música en la orquesta del colegio de médicos y en una orquesta que montamos en la facultad.

P. ¿Y por qué el violín?

R. Pues escogí de pequeño, no tenía experiencia con otros instrumentos, y me atraía el violín. Aunque es cierto que este instrumento no es muy agradecido durante los primeros años de práctica. Hasta que comienzas a afinar sufres tú y tu familia. Pero superé la fase del mal de oídos.

P. ¿Qué es la World Doctors Orchestra?

R. Es una orquesta que fundó un médico de Berlín hará unos cinco o seis años. Ese médico fue buscando otros médicos por todo el mundo que tocasen instrumentos de música clásica. Y me aceptaron. Hay médicos de Japón, Australia, Estados Unidos, Europa... Y se realizan conciertos en todo el mundo. Nos reunimos tres o cuatro días antes del concierto, antes ensayamos de forma individual, cada uno se hace cargo de los gastos que conlleva el viaje. Son conciertos benéficos, y la recaudación se destina a alguna ONG. Forman parte de la orquesta unos mil médicos, pero en los conciertos participan unos cien.

P. ¿Qué le aporta formar parte de esta orquesta?

R. Me encanta la música y es genial poder conocer a médicos de otros países, hablar con ellos, saber cómo trabajan. Y, claro, tocar en sitios alucinantes, como la Filarmónica de Berlín.

P. ¿Dónde es más importante no dar la nota: en la orquesta o en un equipo médico?

R. Un centro sanitario grande es como una orquesta sinfónica. Está el director médico, los jefes de sección, los médicos... Lo importante, como en una orquesta, es que todo el mundo toque al unísono. Y, claro, marca la pauta el director, tanto en la orquesta como en el equipo médico.

P. ¿Cómo ve el ámbito de la oftalmología?

R. Es una especialidad muy dinámica. Sobre todo en lo que respecta al ámbito quirúrgico. Ha evolucionado mucho, con el láser y la cirugía refractaria. También ha evolucionado mucho la cirugía de las cataratas.

P. La OMS ha alertado de que hay una epidemia de miopía mundial.

R. Lo que pasa es que cada vez se emplea más la vista de cerca. Vivimos todo el día con pantallas, ya sea por trabajo o por ocio. Creo que sería necesario hacer más énfasis en la necesidad de realizar una buena higiene visual, alternando visión cercana y lejana, con una buena hidratación ocular.

PÍLDORAS

¿Cuál es tu ciudad favorita? Girona.

¿Un país por descubrir? Japón.

Si no fuera oftalmólogo, ¿por qué otra especialidad médica hubiera optado? Radiología.

¿Un escritor? Joe Dispenza.

¿Un equipo de baloncesto? El Joventut.

Twitter
Suplementos y Especiales