“El profesional se tiene que sentir cómodo en el sistema para poder humanizar”

FERNANDO PRADOS Director General de Coord. Atención al Ciudadano y Humanización de la Comunidad de Madrid
Herramientas
Madrid
|
17 mar 2017 - 13:00 h
|

Acaba de aterrizar en la Dirección General de Coordinación de la Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid y Fernando Prados llega con ganas y entusiasmo. El Plan de Humanización está bastante avanzado y ahora toca consolidarlo. Consciente de ello, Prados afronta esta nueva etapa quizás con algo de ventaja, ya que humanizar la asistencia en crisis humanitarias y las emergencias era su día a día hasta hace unas semanas.

Pregunta. Comienza una nueva andadura al frente de la Dirección General... ¿Un gran salto?

Respuesta. Sí. Soy médico de emergencias y llevo más de 20 años trabajando en el Samur. También en el Summa, como director médico, y ahora comienzo una nueva etapa, todavía más de gestión. Afronto este periodo con ilusión al llegar a una dirección general tan bien organizada y tratada desde la Consejería de Sanidad. La humanización es el tema estrella de la Administración. Acabo de aterrizar pero ya estamos atentos a las actividades pendientes, y de evaluar los planes que han salido de esta dirección general. La verdad que ya vamos a velocidad de crucero, la sanidad no para. Muy ilusionado y con muchas cosas por hacer.

P. Da la sensación de que al venir de este nivel sanitario es quizás más fácil acercar la humanización a la asistencia... ¿Es así?

R. La humanización no deja de ser una filosofía. Una filosofía que debería de estar unida y ser inseparable de cualquier actividad sanitaria. En las urgencias es todavía más evidente, ya que las unidades de urgencias están abiertas a todo el mundo, hay un acceso total y nos encontramos con procesos difíciles. Cuando un paciente acude a estas áreas es porque está especialmente enfermo y ahí es donde la actuación de la humanización se percibe más. He tenido la suerte de poder participar en misiones internacionales, donde ves a gente que de verdad tiene unas necesidades ya no solo sanitarias sino de todo tipo. Ahí, te das cuenta de que lo más importante es el momento en el que el profesional le dedica el tiempo a un paciente, y lo hace con cariño. Con lo cual es cierto que ese espacio que hay entre la ciencia, necesaria para nuestra profesión, y el trato humano que hay que dar a cada persona que tiene una necesidad, se debe intentar crear un espacio agradable y cercano.

P. ¿Cómo es humanizar la sanidad en crisis sanitarias?

R. Desde luego es ponerse en la piel de la persona que tiene una necesidad. Humanizar es ir más allá del aspecto meramente sanitario. Cada persona es diferente y tenemos que atender esa parte humana de las personas. Está claro que si existen asociaciones de pacientes con problemas peculiares es porque se notan diferentes a la hora de ser tratados y no dejan de tener una patología, y de ser personas que requieren el manejo de un especialista para su enfermedad. Es cierto, que necesitan que alguien les trate como personas, más allá de como paciente. Esto es algo que ya nos enseñaron en la facultad, no es nuevo. En la facultad te dicen que no atiendes a patología, sino a personas, pero lo que te enseñan es cómo tratar la patología y no cómo tratar a la persona.

P. Como está explicando, la humanización es algo inherente a la medicina, pero muchas veces es un plus voluntario para los profesionales. ¿Cuál es el coste (no económico) que tienen que asumir los profesionales que siguen esta filosofía?

R. Está clarísimo que llegar a conseguir una mejor calidad en la atención sanitaria por parte de todos no será posible desde la direcciones generales o las consejerías, se conseguirá con el trabajo de los profesionales que atienden al paciente. No puede ser que nos olvidemos de que hay alguien que tiene que aportar esto. Al profesional sanitario no se le tiene que convencer porque si trabajan en sanidad es porque tiene esa vocación. Es muy difícil trabajar con pacientes que lo pasan mal, que tienen sus problemas... Sin tener una características especiales. Hay personas que no lo pueden asumir. Lógicamente, hay que lograr dar las condiciones que favorezcan poder realizar esa actividad. Si nosotros no conseguimos que el profesional tenga las condiciones óptimas para poder realizar su actividad y poder aplicar su conocimiento de cualquier ámbito sanitario con unas condiciones de humanización que den la calidad en la atención al paciente no conseguiremos nada. Para lograr esto hay que actuar primero con el profesional y en esto estamos. Buscando soluciones para favorecer trabajar de esta manera. Sin el profesional no se puede alcanzar la humanización, se tiene que sentir cómodo en el sistema para poder humanizar la sanidad.

P. Aunque acaba de aterrizar en el consejería, ¿cuáles serán los siguientes pasos de la estrategia?

R. Existe un plan y estamos en su desarrollo. Ahora hay que potenciar todo lo que podamos. Entran en juego profesionales, y estamos trabajando en mejorar esas condiciones laborales, las asociaciones de pacientes, que son los que dan el reflejo de si lo hacemos bien o mal y son los que nos evalúan. Las líneas de humanización están sobre la mesa, tanto desde atención al ciudadano como a través de las subdirecciones de la dirección general y se está trabajando en poner en marcha que tenemos previstas hasta 2019.

P. ¿Seguirá compaginando su cargo con la vicepresidencia de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias de la Comunidad de Madrid?

R. Como te decía soy médico de vocación y mi andadura laboral en el Samur me ha marcado. Es cierto que ahora tendré menos tiempo, pero la gestión científica requiere de mucho trabajo en un ámbito que me encantaría desarrollar, pero no voy a tener mucho tiempo. Eso sí, estaré siempre a disposición de mis compañeros. De momento, estoy esperando a ver como compaginar, desde luego que me encantaría, pero soy consciente de que desde mi nuevo puesto será imposible dedicarle todo el tiempo que se merece. Pero no me separaré de las emergencias nunca. Si puedo y tengo tiempo intentaré seguir con ellos porque lo que es vocacional es difícil quitarlo de encima.

LAS FRASES

Estamos trabajando para poner en marcha las líneas del Plan pendientes hasta 2019”

En la facultad nos dicen que hay que atender a las personas, pero te enseñan a atender la enfermedad”

Twitter
Suplementos y Especiales