Investigadores de Estados Unidos hallan un gen del envejecimiento cerebral

Herramientas
Madrid
|
17 mar 2017 - 15:00 h
|

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, han descubierto una variante genética común que afecta en gran medida al envejecimiento cerebral normal, comenzando alrededor de los 65 años y que puede modificar el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Los hallazgos, detallados en la edición digital de la revista ‘Cell Systems’, podrían apuntar hacia un nuevo biomarcador para evaluar intervenciones antienvejecimiento e indicar nuevos objetivos potenciales para prevenir o tratar trastornos asociados a la edad, como la enfermedad de Alzheimer.

Según explicó el colíder del estudio, y profesor de patología y neurología del Cerebro en CUMC, Asa Abeliovich, “si nos fijamos en un grupo de personas mayores, algunos parecerán más viejos que sus compañeros y algunos se verán más jóvenes”.

Abeliovich detalló que esas diferencias de envejecimiento “se pueden ver en la corteza frontal, la región del cerebro responsable de los procesos mentales superiores” y que los resultados demuestran que estas están vinculadas a las variantes de un gen llamado TMEM106B.

Riesgo de trastornos

“Las personas que tienen dos malas copias de este gen presentan una corteza frontal que, por diversas medidas biológicas, parece 12 años más vieja que los que tienen dos copias normales”, dijo el experto. Los estudios han identificado genes individuales que aumentan el riesgo de varios trastornos neurodegenerativos, como la apolipoproteína E (APOE) para la enfermedad de Alzheimer, pero de acuerdo al especialista Herve Rhinn, “esos genes explican sólo una pequeña parte de estas enfermedades”.

El estudio no abordó el papel que podrían tener las dos variantes genéticas en las enfermedades neurodegenerativas porque se centró en individuos sanos.

El investigador recalcó que es en el tejido sano donde se comienza a contraer la enfermedad. “Parece que si tienes estas variantes genéticas, el envejecimiento del cerebro se acelera y aumenta la vulnerabilidad a la enfermedad cerebral y viceversa”, apuntó.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, han descubierto una variante genética común que afecta en gran medida al envejecimiento cerebral normal, comenzando alrededor de los 65 años y que puede modificar el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Los hallazgos, detallados en la edición digital de la revista ‘Cell Systems’, podrían apuntar hacia un nuevo biomarcador para evaluar intervenciones antienvejecimiento e indicar nuevos objetivos potenciales para prevenir o tratar trastornos asociados a la edad, como la enfermedad de Alzheimer.

Según explicó el colíder del estudio, y profesor de patología y neurología del Cerebro en CUMC, Asa Abeliovich, “si nos fijamos en un grupo de personas mayores, algunos parecerán más viejos que sus compañeros y algunos se verán más jóvenes”.

Abeliovich detalló que esas diferencias de envejecimiento “se pueden ver en la corteza frontal, la región del cerebro responsable de los procesos mentales superiores” y que los resultados demuestran que estas están vinculadas a las variantes de un gen llamado TMEM106B.

Riesgo de trastornos

“Las personas que tienen dos malas copias de este gen presentan una corteza frontal que, por diversas medidas biológicas, parece 12 años más vieja que los que tienen dos copias normales”, dijo el experto. Los estudios han identificado genes individuales que aumentan el riesgo de varios trastornos neurodegenerativos, como la apolipoproteína E (APOE) para la enfermedad de Alzheimer, pero de acuerdo al especialista Herve Rhinn, “esos genes explican sólo una pequeña parte de estas enfermedades”.

El estudio no abordó el papel que podrían tener las dos variantes genéticas en las enfermedades neurodegenerativas porque se centró en individuos sanos.

El investigador recalcó que es en el tejido sano donde se comienza a contraer la enfermedad. “Parece que si tienes estas variantes genéticas, el envejecimiento del cerebro se acelera y aumenta la vulnerabilidad a la enfermedad cerebral y viceversa”, apuntó.

Twitter
Suplementos y Especiales