El paciente debe participar con su médico en la decisión consensuada de tratamiento

El paciente debe ser más activo y tener una relación abierta con el especialista
Herramientas
Madrid
|
h
|

La sustitución de los medicamentos biológicos por biosimilares sigue dando mucho que hablar. Una de las principales conclusiones del sexto foro “Biológicos, innovación y salud” se ha centrado en la necesidad de que el paciente y el médico mantengan una relación constructiva, formativa e informativa, con un papel más activo del paciente en lo que concierne a su tratamiento.

Durante esta jornada, organizada por la compañía biofarmacéutica MSD con la colaboración del IESE, se ha contado con la presencia de Ricardo de Lorenzo y Montero, socio director de Lorenzo Abogados quien, durante su ponencia “La responsabilidad de los médicos y los derechos de los pacientes a la información y al consentimiento informado”, ha tratado una de las cuestiones más controvertidas en cuanto a estos medicamentos, la sustitución. En este sentido, según ha indicado “en principio, nadie debería ordenar el cambio de un tratamiento farmacológico instaurado por el médico responsable de la asistencia y, si lo hiciera de modo individual o colectivo, habría de ser consciente que asume la responsabilidad de eventuales efectos adversos y de sus consecuencias jurídicas, que pueden conllevar responsabilidad civil, patrimonial, administrativa, corporativa, disciplinaria e incluso penal”. Según ha explicado el experto, cuando se trata de la continuidad del tratamiento y la decisión supone un cambio, “ha de quedar siempre a salvo la capacidad de decisión del médico en interés del beneficio del paciente y su seguridad clínica, primando los criterios científicos sobre consideraciones gerenciales o económicas”.

Por su parte, Antonio Bernal, presidente de la Alianza General de Pacientes, durante su ponencia “Los medicamentos Biológicos y los derechos de los pacientes” ha subrayado la importancia de que “los criterios científicos y la decisión del médico sean prioridad a la hora de instaurar un tratamiento”.

El papel de los pacientes

Ambos expertos coinciden en la necesidad de hacer partícipe al paciente sobre el cuidado de su salud y tratamiento con medicamentos biológicos. “Es fundamental la labor del clínico de informar adecuadamente al paciente sobre las distintas posibilidades disponibles, ya que de no ser así, estos podrían encontrar información errónea a través de internet u otras fuentes, con los graves inconvenientes de mal informarse”, señala el presidente de la Alianza General de Pacientes.

Además, “el médico es el garante de los derechos de los pacientes y partiendo de ello, éste es quien al instaurar un tratamiento, puede valorar diversas alternativas terapéuticas y optar por una de ellas, teniendo en cuenta criterios de coste/efectividad, ahora bien, una vez instaurado el tratamiento con un determinado fármaco biológico, es al médico a quien le corresponde decidir si mantiene o cambia dicho fármaco, debiendo informar, en caso de cambio, siempre al paciente, que cuando recibe este tratamiento en suele padecer patologías de larga evolución y frecuentemente graves”, afirma de Lorenzo.

Twitter
Suplementos y Especiales