“Es imprescindible que el Gobierno apoye la innovación y fije unos criterios homogéneos”

Guillermo Castillo, vicepresidente de Operaciones y director general de Iberia de Ipsen Pharma
Herramientas
Madrid
|
h
|

Para una compañía farmacéutica acudir a un Congreso como ESMO a presentar novedades importantes es la culminación de muchos años de esfuerzo. En el caso de Ipsen la compañía acaba de anunciar datos de Cabometyx como terapia de primera línea de tratamiento del cáncer renal avanzado metastásico. Este fármaco, además, acaba de ser aprobado en España para el tratamiento en segunda línea del carcinoma de células renales avanzado. Guillermo Castillo, vicepresidente de Operaciones y director general de la Región de Iberia de Ipsen Pharma, nos amplia la situación actual de la compañía.

Pregunta. ¿Qué novedades han presentado en ESMO?

Respuesta. Esta edición de ESMO ha sido una buena oportunidad para nosotros de cara a presentar 16 comunicaciones científicas en oncología centradas en tres productos. Por un lado, las novedades de cabozantinib que hemos presentado resultados de estudio Cabosun, un ensayo clínico que demuestra la eficacia del producto en primera línea para el carcinoma celular renal metastásico. También hemos presentado novedades en nuestro compromiso con la innovación secuencial con somatulina, con novedades en subgrupos de pacientes para tratar tumores endocrinos, y datos sobre telotristrat etiprate, cuya indicación será síndrome carcinoide en pacientes con tumores neuroendocrinos.

P. Con estas novedades, ¿cuál es el calendario de lanzamientos previsto?

R. Hay un plan de desarrollo clínico detrás. El primer lanzamiento a disposición de los pacientes sería la primera línea de cabozantinib en pacientes con cáncer renal. Esto ya se ha presentado a las autoridades europeas, por lo que ya estamos en proceso de aprobación. También tenemos telotristrat etiprate, molécula para síndrome carcinoide que podría estar aprobado en un año y medio aproximadamente. A medio plazo continuamos realizando estudios con cabozantinib. Tenemos una línea de investigación para carcinoma hepatocelular muy prometedora. Se trata de un cáncer con prevalencia importante y pronóstico malo, donde sigue habiendo necesidades no cubiertas. Este fármaco actúa con tres mecanismos de acción, por lo que es multidiana. Además, tenemos una línea de investigación de radiofármacos para tumores neuroendocrinos aún en fase II. Es muy importante identificar bien el tumor para intentar tratar sólo las células tumorales. Por ello, queremos hacer un diagnóstico muy preciso que sólo trate las células afectadas. Todo esto se debe a que Ipsen pretende convertirse en una compañía global líder biotecnológica enfocada en innovación y en tratamientos para especialistas. La compañía tiene una apuesta clara por la I+D, la investigación continuaremos haciéndola en nuestros centros, y la parte de desarrollo queremos aumentarla involucrando más centros europeos como España.

P. Hablando de España, ¿qué planes hay para nuestro país en I+D?

R. Siempre hemos tenido una participación activa en ensayos clínicos en España. Apostamos por la participación en ensayos y la colaboración con centros de investigación para ensayos apoyados por nosotros. Durante los últimos años hemos mantenido un nivel aceptable, pero queremos aumentar estas cifras. España es un país competitivo a la hora de hacer ensayos clínicos con centros e investigadores excelentes. Además, los tiempos de aprobación están en la cabeza desde el inicio del ensayo hasta el fin del reclutamiento.

P. ¿Tiene la compañía en mente iniciar su presencia a nivel de producción en España?

R. En 2014 Ipsen decidió como estrategia centralizar la producción en 8 centros mundiales para hacerlo más competitivo por la complejidad de nuestros productos. Por ahora, la producción se mantendrá así. En España y Portugal seguiremos contribuyendo con ensayos clínicos.

P. Hablando de otras áreas en las que centran sus tratamientos, ¿qué novedades esperan presentar en ellas?

R. Nuestro foco es el área de oncología donde realizamos el 73 por ciento de la actividad. La compañía ha decidido centrarse en tres áreas: oncología, neurociencias y enfermedades raras, donde tenemos tratamiento para dos enfermedades: acromegalia y trastornos del crecimiento. La apuesta ahí es continuar investigando toxinas, por ejemplo por la inecuación secuencial con la toxina Botulímica. Continuamos buscando nuevas indicaciones aunque es un producto completo. También hay líneas de investigación para incontingencia urinaria. Pero no hay novedades de producto en el corto-medio plazo.

P. Respecto a los resultados, Ipsen se ha marcado para 2020 facturar 110 millones en la Península Ibérica, un reto importante. ¿Cómo van a llegar a esta cifra?

R. Tal y como se desarrollan las novedades en los últimos meses, Cabometix ya está a disposición de los pacientes desde el mes de julio, demostrando en poco tiempo el valor del producto. Esto nos sitúa en una posición muy buena, por lo que esperamos para el año que viene los 90/92 millones. Por tanto creemos que es alcanzable ya que esperamos nuevas indicaciones de Cabometix y el producto para síndrome carcinoide. Al tener una estrategia muy clara, con una base muy sólida, puede llegar a conseguirse este objetivo. Además tenemos productos importantes en el portfolio y fármacos muy consolidados que siguen adquiriendo nuevas indicaciones. Todo esto nos va a ayudar a seguir creciendo para aumentar así nuestra inversión cada año en I+D.

P. En ese proceso ha de tenerse en cuenta la regulación. ¿Qué medidas debería impulsar el gobierno en política farmacéutica?

R. Se han dado pasos correctos. El acuerdo con Farmaindutria renovado el año pasado es uno de ellos. Es importante el apoyo a la innovación siempre que busque la sostenibilidad del sistema. En Portugal, que se lleva años con este sistema, se ha demostrado que funciona. También sería importante que los criterios de la aprobación del producto sean homogéneos y así se facilitara que estuviera disponible antes en las comunidades autónomas. Es importante seguir trabajando en fármacos seguros que aporten valor al sistema.

P. ¿Qué cree que debe incluir el futuro Real Decreto de Precios y Financiación?

R. Del RD desde la industria esperamos que los criterios y procedimientos sean muy claros para poder saber cómo afrontar una negociación de precio de cara a los nuevos fármacos. Será un paso adelante que ayudará a esa homogeneidad.

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales