“Escribir es una aventura”

Diego Lanchares, farmacéutico y escritor “comprometido”
Temas relacionados:
Herramientas
Cáceres
|
h
|
LA FICHA: “Mis libros se venden por una buena causa” “El cáncer se curará al 100% seguro”

Si pasean por el centro de Cáceres, concretamente por la calle San Ignacio número 4, se encontrarán con una librería muy especial. A la entrada, una cruz verde les avisará que se trata de una botica y así es, una botica que dispensa literatura, y de forma benéfica.

Si traspasan la puerta, entrarán a la farmacia de Diego Lanchares, un farmacéutico inquieto y muy comprometido, que heredó la botica de su madre, y cuyo hobby es la escritura, una actividad que le ha llevado a presentar ya su cuarta novela, llamada ‘Míster Universo’, una obra de fantasía que vende en su mostrador y cuyos beneficios (alrededor de 2.000 euros) van a parar, íntegramente, a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

“Yo no soy devorador de literatura, sólo leo el periódico y libros de temática sobre farmacia, pero me encanta escribir porque es una forma que tengo de entretenerme y evadirme de la realidad, y si es por una buena causa, mucho mejor”, mantenía Lanchares convencido de que construyendo un nuevo mundo puedes llegar a olvidar el real.

En ese sentido, el boticario insistía que “escribir es como una aventura, no sé ni como va a acabar y ni siquiera sé si se va a acabar. Yo tiro del hilo hasta donde llegue”.

Este farmacéutico, de origen sevillano, casado y con hijos, explicaba que se ha sacado una edición muy limitada (100 ejemplares) porque “no soy escritor ni soy conocido y no puedo competir con escritores de categoría. Se trata de una obra benéfica con la que quiero colaborar para esta causa y estoy muy contento porque ya me quedan muy pocos”.

No obstante asegura Lanchares que si la edición se agota, se hará otra nueva y se procederá de la misma manera, enviando, por adelantado, el cheque con los beneficios a la Asociación que ha escogido.

‘Míster Universo’ llega a la Tierra

Las 403 páginas de ‘Míster Universo’ son una buena receta para divertirse, pasar el rato y reírse a través de las tramas que protagoniza Lorenzo, un emisario-espía que llega al planeta Tierra desde otro planeta llamado Kepler 452 con la misión de realizar un análisis exhaustivo y mandar toda la información para saber si se puede colonizar o no la Tierra.

“En Kepler 452 habita una civilización más avanzada tecnológicamente que tiene un problema demográfico causado, entre otras cosas, por una medicina muy desarrollada, de ahí que vivan mucho y haya un problema de población, algo que nos pasará a nosotros en el futuro”, detallaba explicando que Lorenzo es un superhombre, guapo e inteligente que tiene que cumplir una misión y que “nace de una mezcla entre Albert Einstein, Curro Jiménez, Bertín Osborne y el 007, con pinceladas de Darth Vader y Terminator”, de ahí a que la diversión y la risa estén garantizadas.

Lanchares reconoce que, su faceta como farmacéutico salpica, con algunas gotas, la odisea del “míster”.

“Me salió la vena del farmacéutico cuando el protagonista vende una molécula para la vacuna del virus del Ébola a un gran laboratorio farmacéutico a cambio de una fortuna”, explicaba Diego, y es que, una vez embarcado en este proyecto fue cuando surgió la crisis del Ébola en España, un hecho que despertó su inspiración y que adaptó a su relato. Un relato en el que también refleja un deseo personal y es que “en el mundo de mi protagonista no hay cáncer porque la gente nace con un chip capaz de no desarrollar esta enfermedad y eso me gustaría que en el mundo real sea como en el libro”, sostenía.

A tal efecto, Lanchares remarcaba que en la introducción del libro “digo que el cáncer se cura y se curará en el 100 por cien de los casos como pasa ahora con un constipado, pero nosotros seguramente no lo veremos porque hace falta tiempo y dinero y este trabajo tiene como objetivo aportar un granito de arena”.

Tras desgranar, en gran parte el contenido de su novela, a Diego no se le escapa dejar cierta parcela sin descubrir al no desvelar si su protagonista cumple o no con la misión encomendada, una misión que, saliendo de las páginas del libro y de la fantasía, sí deben cumplir, a rajatabla, los profesionales de su mundo, el de la farmacia y hacerlo de manera correcta.

“No creo que en la realidad haya superhéroes como Lorenzo, el farmacéutico debe hacer las cosas bien y ya está, el que hace bien su parcela, bien está”, y como no es mucho de leer no podía describir o identificar al farmacéutico con ningún libro conocido pero escogía la película ‘Solo ante el peligro’, de Gary Cooper para definir la situación por la que pasan, en muchas ocasiones, los farmacéuticos, en este caso extremeños.

“Creo que ‘Solo ante el peligro’ nos describe porque muchas veces nos sentimos así ya que los médicos tienen las consultas saturadas y no tienen tiempo para atender y dar la información a los pacientes por lo que más tarde vienen a las farmacias para que les aclaremos sus dudas”.

Han sido más de tres años de trabajo, investigación, repaso y correcciones para que esta cuarta novela de Diego Lanchares viese la luz, pero no es la única. Anteriormente le preceden tres obras en las que el farmacéutico profundizó primero en el deporte con su libro ‘Punto por punto’ editado en 2004 y posteriormente, en 2007 con ‘Ruta Sevilla-Vigo: 1.400 kilómetros llenos de bandoleros’.

En 2013 publicó el tercero, ‘Puente a Cipango’, donde se introdujo en la historia y cuyos beneficios fueron para Cruz Roja.

“No vendo miles de libros pero sí cientos, y espero que mi trabajo valga para algo”, con esta premisa Diego invita a la lectura de su última novela porque “comprarla es una forma de combatir al cáncer. El cáncer se cura con investigación y hace falta dinero, por ello enfoco así mi hobby para que tenga una utilidad”.

Concluía asegurando que escribir es bonito, pero muy trabajoso y confirmaba que, en estos momentos, está descansando, pero que en enero viajará, junto con Lorenzo, al Vaticano para conocer bien la ciudad en la que se desarrollará la segunda parte de este libro.

Twitter
Suplementos y Especiales