16 hospitales emplean ya un nuevo sistema de diálisis peritoneal automatizada

Más de 140 pacientes utilizan esta opción de tratamiento sustitutivo renal
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
18 may 2017 - 12:40 h
|

Distintos hospitales españoles han implantado ya el HomeChoice Claria, un sistema de diálisis peritoneal automatizada comercializado por Baxter que a través de una plataforma de conectividad web Sharesource permite la telemonitorización del paciente con enfermedad renal crónica avanzada.

Este nuevo sistema permite en esencia que el paciente no tenga que adaptar su estilo de vida a una enfermedad que, con otras opciones de tratamiento, exige el desplazamiento al hospital o a centros de diálisis y largas estancias en los mismos para tratarse. Este dispositivo permite al profesional sanitario no solo acceder a diario y a distancia a los datos más importantes del paciente sino actuar sobre esos parámetros. Así, el paciente está controlado en cualquier momento y disminuye su dependencia del tratamiento mientras hace una vida normal en casa o viajando.

“Más de 140 pacientes de 16 hospitales españoles emplean ya esta opción de tratamiento sustitutivo renal”, ha explicado Carlos Álvarez, responsable médico de la división Renal de Baxter, con ocasión del encuentro “Domicilios conectados al hospital” que la compañía ha celebrado en Madrid y al que han asistido más de 130 profesionales médicos y de enfermería de toda España. “HomeChoice Claria permite un contacto permanente de los resultados clínicos del tratamiento del paciente con el hospital, con lo que los profesionales tienen un mayor control de los datos del tratamiento e incluso pueden ajustar la terapia de forma remota, anticipándose a posibles complicaciones”, ha añadido.

Con ello, se puede reducir el número de visitas al hospital y lograr un equilibrio más eficaz entre el tiempo que dedica el personal sanitario a cuidar de forma proactiva y el que invierte en solucionar incidencias de forma reactiva. Esto cobra una especial relevancia teniendo en cuenta que la enfermedad renal crónica avanzada, que afecta al 0,1 por ciento de la población en España, supone el 3 por ciento del gasto sanitario (alrededor de 1.800 millones de euros) lo que la convierte en un costoso problema de salud pública en el país.

Más seguridad para el paciente, mayor control del tratamiento para el profesional

Dos de los hospitales que tienen más experiencia acumulada hasta el momento en España en el uso de esta tecnología son el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y el Hospital Universitario Central de Asturias. Nefrólogos de estos centros hospitalarios que han participado como ponentes en el encuentro “Domicilios conectados al hospital” han destacado los beneficios que esta nueva opción de diálisis peritoneal automatizada ofrece tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud.

“Al paciente le da seguridad y confianza porque sabe que su médico tiene completa visibilidad de su tratamiento, mientras que al profesional sanitario le proporciona la capacidad de comprobar a distancia, mediante el volcado automatizado de los registros día a día, el cumplimiento de la prescripción, identificando prácticas incorrectas o programando de forma remota los cambios en el esquema de terapia”, ha explicado el doctor Nicanor Vega, nefrólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

Esto se traduce en beneficios en la calidad de vida de del paciente, que puede ajustar el tratamiento a su modo de vida y no al revés: “Aporta comodidad y calidad de vida al paciente ya que éste puede realizar su diálisis mientras duerme, estando generalmente libre durante el día”, ha subrayado el doctor Emilio Sánchez, nefrólogo del Hospital Universitario Central de Asturias, quien defiende la diálisis peritoneal “como una gran opción de tratamiento renal sustitutivo”.

La diálisis peritoneal, una opción “infrarrepresentada” en España

La diálisis peritoneal utiliza una fina membrana abdominal, el peritoneo, como filtro natural para eliminar los residuos del torrente sanguíneo y es una opción que permite a los pacientes tratarse en casa. Según los últimos datos del Registro Español de Enfermos Renales, al término del año 2015 existían en nuestro país un total de 3.117 pacientes en esta modalidad terapéutica, lo que equivale al 5,6 por ciento de todos los pacientes en tratamiento sustitutivo renal. “La diálisis peritoneal está infrarrepresentada en España, como en muchos otros países de Europa. Cualquier estrategia que trate de aumentar el uso de esta modalidad de tratamiento renal sustitutivo debe ser bienvenida por los pacientes y el sistema sanitario”, ha expresado Sánchez.

En los últimos años, gracias a un mayor esfuerzo en la educación de los pacientes y a la mayor implicación de estos en la elección de su tratamiento, el porcentaje de utilización de esta modalidad ha ido en aumento. Así, el 16,91 por ciento de los nuevos pacientes iniciaron su tratamiento con diálisis peritoneal en España en 2015. Por esta razón, los expertos auguran un buen futuro a esta modalidad en nuestro país. “Es evidente que la elección y acceso a la diálisis peritoneal como modalidad de tratamiento sustitutivo renal de la enfermedad renal crónica se ha incrementado en los últimos años y esperemos que continúe así en los venideros. La continuidad en el desarrollo de nuevos equipamientos y nuevas soluciones tecnológicas para la comunicación entre el hospital y el domicilio contribuirán, sin duda, a ese mejor futuro que todos deseamos”, concluye Vega.

Twitter
Suplementos y Especiales