Apalutamida, un inhibidor del receptor androgénico de última generación

Temas relacionados:
Herramientas
|
12 feb 2018 - 13:48 h
|

Janssen Pharmaceutical Companies de Johnson & Johnson ha anunciado nuevos resultados del ensayo clínico fase 3 SPARTAN, que revelan que apalutamida (un inhibidor del receptor androgénico de última generación) comparado con placebo, reduce significativamente el riesgo de metástasis o de muerte en un 72%, y mejora la mediana de la supervivencia libre de metástasis (SLM) en más de 2 años (diferencia de 24,3 meses) en pacientes con cáncer de próstata resistente a castración (CPRC) no metastásico de alto riesgo. Los resultados se presentaron en el simposio de cánceres genitourinarios de la American Society of Clinical Oncology (ASCO GU), celebrado en San Francisco (resumen n.º 161), y se publicaron simultáneamente en The New England Journal of Medicine.

“Los resultados del ensayo SPARTAN son los primeros en demostrar que la aparición de metástasis puede retrasarse en pacientes con cáncer de próstata resistente a castración, lo que indica que apalutamida podría convertirse en un nuevo tratamiento de referencia para los pacientes con CPRC no metastásico de alto riesgo, explica Simon Chowdhury, oncólogo y consultor médico en los Hospitales de Guy, King y St. Thomas e investigador del estudio SPARTAN. “Retrasar la propagación del cáncer en un paciente supondría una mejora real de los resultados, ya que el CPRC metastásico sigue siendo una enfermedad mortal”.

Los datos del ensayo clínico SPARTAN se han utilizado como base para presentar una solicitud de autorización de comercialización para apalutamida a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

En el ensayo clínico SPARTAN, un estudio fase 3, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y multicéntrico, se incluyeron 1.201 pacientes con cáncer de próstata resistente a castración no metastásico en el que colaboraron 332 centros de 26 países de Norteamérica, Europa, Asia-Pacífico y Australia. Se aleatorizó a los pacientes en una proporción 2:1 para recibir una combinación de apalutamida y TDA (n = 803) o una combinación de placebo y TDA (n = 398).

La combinación de apalutamida y TDA redujo el riesgo de metástasis o muerte en un 72%, en comparación con la combinación de placebo y TDA (HR=0,28; IC del 95%, 0,23-0,35; p<0,0001). Small E., et al. SPARTAN, a phase 3 double-blind, randomized study of apalutamide (APA) vs placebo (PBO)

in patients (pts) with nonmetastatic castration-resistant prostate cancer (nmCRPC). 2018 Genitourinary Cancers Symposium. Abstract #161. La mediana de la SLM fue de 40,5 meses con la combinación de apalutamida y TDA frente a 16,2 meses con la combinación de placebo y TDA, lo que significa que prolongó la SLM en más de dos años. Este efecto beneficioso en cuanto a la SLM se observó sistemáticamente en todos los subgrupos de pacientes.1

“En Janssen estamos decididos a transformar el manejo del cáncer de próstata. Con un tratamiento más precoz y la prevención de la propagación del cáncer, pretendemos mejorar los resultados para los pacientes que sufren esta enfermedad devastadora”, declara el Dr. Ivo Winiger-Candolfi, Director del Área Terapéutica de Tumores Sólidos en Oncología del Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson. “Esperamos colaborar con la Agencia Europea de Medicamentos para llevar esta nueva opción terapéutica a los pacientes de la Unión Europea lo antes posible”.

El Director del Área Terapéutica Mundial de Oncología de Janssen Research & Development, LLC, Peter Lebowitz, M.D., Ph.D., señala que “es fundamental retrasar la aparición de metástasis en el cáncer de próstata. Una vez que el cáncer comienza a extenderse, el estado general de salud, el bienestar y el pronóstico del paciente cambian drásticamente”, y recuerda que “ha sido emocionante ver los datos de apalutamida presentados en ASCO-GU; unos resultados tan sólidos que ponen claramente de manifiesto el compromiso de Janssen de atender necesidades no cubiertas para el tratamiento en todos los estadios de progresión de la enfermedad.”

Además de mejorar significativamente la supervivencia libre de metástasis, la combinación de apalutamida y TDA, en comparación con la combinación de placebo y TDA, logró una mejora clínica en todos los objetivos secundarios, con mejoras estadísticamente significativas del tiempo hasta la aparición de metástasis (THAM; mediana de 40,5 meses en el grupo de apalutamida y de 16,6 meses en el grupo de placebo) y la supervivencia libre de progresión (SLP; mediana de 40,5 meses en el grupo de apalutamida y de 14,7 meses en el grupo de placebo). El tratamiento con apalutamida redujo significativamente el riesgo de progresión sintomática en un 55%, en comparación con placebo (HR=0,447; IC del 95%: [0,315, 0,634]; p<0,0001). Con respecto a la supervivencia global (SG), Apalutamida se asoció a una reducción del 30% del riesgo de muerte en comparación con placebo en este análisis intermedio inicial.1 En el análisis de otros objetivos exploratorios, la combinación de apalutamida y TDA logró también una reducción del riesgo del 94% en el tiempo hasta la progresión del PSA (HR = 0,06; IC del 95%, 0,05-0,08; P < 0,0001) y una reducción del riesgo del 51% en la segunda supervivencia libre de progresión (SLP. La combinación de apalutamida y TDA fue bien tolerada y no afectó a la calidad de vida relacionada con la salud global.

Los acontecimientos adversos aparecidos durante el tratamiento (AAAT) de grado 3/4 más frecuentes con la combinación de apalutamida y TDA, en comparación con la combinación de placebo y TDA, fueron erupción en la piel (5,2% frente al 0,3%), caídas (1,7% frente al 0,8%) y fracturas (2,7% frente al 0,8%). La suspensión del tratamiento por acontecimientos adversos fue del 11% en el grupo de apalutamida y del 7% en el grupo de placebo. Las tasas de acontecimientos adversos graves (AAG) fueron similares en el grupo de la combinación de apalutamida y TDA y en el grupo de la combinación de placebo y TDA (25% frente al 23%, respectivamente).

Twitter
Suplementos y Especiales