Avances en los fármacos para HER2-

Estos pueden retrasar la quimioterapia hasta tres años
Herramientas
Madrid
|
12 abr 2017 - 13:00 h
|

El simposio también abordó las estrategias terapéuticas actuales y futuras en el tratamiento del cáncer de mama metastásico HER2 negativo. La oncóloga del Hospital Universitario 12 de Octubre, Eva Ciruelos, explicó que este “es el tipo de cáncer más frecuente ya que más o menos 70 por ciento de los tumores de mama que vemos hoy en día en las consultas son de este tipo”.

Hasta ahora, el tratamiento ha consistido en utilizar inhibidores hormonales como los de aromatasa pero en la actualidad han “surgido nuevos fármacos que al ser combinados con el tratamiento hormonal están “dando muy buenos resultados” porque mejoran mucho lo que consigue el tratamiento hormonal a secas.

Dos años sin progresión

Según dijo Ciruelos, ahora los pacientes pueden mantenerse durante dos años sin sufrir un deterioro en la enfermedad “y esto es algo muy bueno porque además estos pacientes no tienen que pasar por la quimioterapia, sumado al hecho de que mantienen una calidad de vida muy aceptable”.

Los dos grupos de fármacos para quienes padecen este tipo de cáncer son los inhibidores del ciclo celular que combinado con el inhibidor de aromatasa letrozol “produce un impacto muy positivo en el tiempo y en él, el paciente está controlado hasta la progresión”, subrayó Ciruelos.

Por otro lado están los inhibidores CI3K como everolimus (comercializado como Afinitor por Novartis desde hace tres años) en combinación con un tratamiento hormonal, que también “producen un beneficio muy importante en los y hace que el tratamiento hormonal frena la progresión”.

Lo más relevante de este fármaco es que mantiene estable al paciente durante diez meses, aunque Ciruelos advirtió sobre su manejo porque “puede producir efectos secundarios como irritación de mucosas o de la piel”.

Aunque los avances en estos últimos diez años no han ido tan rápido como se esperaba, Ciruelos celebró que “por fin podemos utilizar los tratamientos hormonales de una forma óptima y haciendo que el paciente no necesite quimioterapia salvo dos o tres años después de haber sido diagnosticado con metástasis”.

Twitter
Suplementos y Especiales