2018 ASH ANNUAL MEETING

Daratumumab se posiciona en todas las líneas, reforzando su perfil clínico en MM

Las combinaciones abren la puerta a la remisión en el 90 por ciento en mieloma múltiple
Herramientas
Enviada especial a San Diego
|
07 dic 2018 - 14:01 h
|

Las terapias dirigidas están mejorando los resultados para los pacientes. Una afirmación que cobra más fuerza que nunca tras un análisis completo de la 60ª Reunión y Exposición Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), que se ha celebrado en San Diego en estos días. El encuentro americano arrojó luz sobre el futuro del mieloma múltiple (MM) —el segundo tipo de cáncer de la sangre más frecuente en España— con daratumumab, el primer anticuerpo monoclonal dirigido contra la molécula CD38. En este sentido, daratumumab (comercializado por Janssen como Darzalex) se ha posicionado en todas las líneas de tratamiento con resultados positivos.

Hay que tener en cuenta que cerca del 29 por ciento de los pacientes con MM fallecen en el año siguiente al diagnóstico. Como explica Mariví Mateos, jefa de la Unidad de Mieloma Múltiple del Hospital Universitario de Salamanca, el MM es una enfermedad incurable que cursa con una sintomatología que impacta en la calidad de vida, y realmente con todas las nuevas opciones de combinaciones que se han presentado en el congreso, las respuestas son muy rápidas. “Con estas estrategias más del 90 por ciento de los pacientes alcanzan una respuesta. Y además, se alcanzan respuestas muy duraderas”, indica la experta.

<p>Daratumumab se posiciona en todas las líneas, reforzando su perfil clínico en MM</p>

Tanto Mateos como el director médico y especialista en hematología de la Clínica Universidad de Navarra, Jesús San Miguel, hacen hincapié en los resultados del fase III Alcyone, un estudio que analiza la combinación de daratumumab con bortexomib, melfalán y prednisona (VMP, por sus siglas en inglés) en primera línea de tratamiento en pacientes no candidatos a trasplante. Ya el año pasado se presentaron buenos resultados, si bien, en esta edición del ASH, “la novedad está en el seguimiento de estos pacientes, que todavía no han alcanzado la mediana de supervivencia libre de progresión (SLP)”, indica Mateos, al tiempo que apunta que el brazo control solo tuvo una mediana de SLP de 19,1 meses. Los expertos explican que los pacientes se mantienen con daratumumab y mejoran la calidad de la respuestas, “aumentando las expectativas de supervivencia”, apunta San Miguel. Además, el ensayo evalúa las tasas de enfermedad mínima residual negativa que aumentan del 22 por ciento al 27 por ciento con este anticuerpo monoclonal, y todo ello a costa de una toxicidad prácticamente inexistente.

<p>Daratumumab se posiciona en todas las líneas, reforzando su perfil clínico en MM</p>

En pacientes de nuevo diagnóstico no candidatos a trasplante se han presentado también resultados del estudio fase III MAIA, que analiza la combinación de daratumumab en combinación con lenalidomida y dexametasona. “Son resultados espectaculares, que no se han visto antes porque la mediana de SLP no se ha alcanzado pero la mediana de SLP en la rama control es de casi 32 meses”, apunta Mateos.

Además, con la introducción de daratumumab se reduce la probabilidad de que el paciente progrese o muera en un 45 por ciento. “Imaginamos que la SLP en estos pacientes puede llegar a casi los cinco años”, concluye la hematóloga.

<p>Daratumumab se posiciona en todas las líneas, reforzando su perfil clínico en MM</p>
Twitter
Suplementos y Especiales