El Ciberobn demuestra que el hipotálamo regula la producción de grasas en el hígado

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
14 jul 2017 - 15:00 h
|

El Ciberobn acaba de comprobar con un ratón modificado genéticamente que es posible perder peso sin variar la cantidad de comida ingerida. En un trabajo publicado en la revista ‘Cell Metabolism’, un grupo de investigadoras: Noelia Martínez Sánchez y Patricia Seoane Collazo, del grupo de NeurObesidade de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), describen por vez primera el mecanismo molecular que explica científicamente este nuevo paso frente a la obesidad.

El estudio demuestra que el hipotálamo regula íntegramente el metabolismo lipídico corporal, es decir, la producción de grasas en el hígado. En concreto, el grupo del Ciberobn evidencia que las hormonas tiroideas, actuando directamente en el hipotálamo, promueven la producción de grasas en el hígado. Estas grasas serían “enviadas” a través de la circulación sanguínea al tejido adiposo pardo donde se “queman”, aumentando el gasto calórico.

Ratones modificados

Además de la identificación de este mecanismo, las investigadoras han generado por vez primera un ratón deficiente en la proteína AMPK (AMP-activated protein kinase) en sus neuronas del hipotálamo. La importancia de esta proteína radica en su sensibilidad a cualquier variación en los niveles energéticos de la célula y el organismo.

En la investigación tuvieron especial protagonismo ratones genéticamente modificados en los que se eliminó la proteína AMPK selectivamente en unas pocas neuronas de una región hipotalámica. De esta manera, se corroboró que estos animales, comparados con otros sin manipular, presentan un menor peso corporal por una mayor activación de la grasa parda sin que se haya producido variación alguna en el volumen de alimento ingerido. La conclusión, en palabras Martínez y Seoane, “pierden peso comiendo lo mismo”.

Twitter
Suplementos y Especiales