En el VIH, la prioridad es el acceso al TAR y la PrEP

Herramientas
|
01 dic 2016 - 09:00 h
|

Daniel Kuritzkes y Sharon Hillier, expertos en investigación y prevención del VIH respectivamente, se han dado cita en el VIII Congreso de GeSIDA que está teniendo lugar en San Sebastián. Allí, también se encuentra el presidente de GeSIDA, Antonio Rivero quien ha comentado que durante el encuentro se abordarán muchas otras cuestiones, como los nuevos fármacos y estrategias en el tratamiento del VIH, los nuevos retos de la coinfección VIH-VHC en la era de los antivirales de acción directa, las nuevas estrategias para el diagnóstico precoz y el control de la epidemia o los indicadores de calidad asistencial.

Kuritzkes fue uno de los artífices del trasplante de médula ósea que erradicó el VIH en dos pacientes de Boston en los que el virus reapareció después de interrumpir el Tratamiento Antirretroviral (TAR).

De las lecciones aprendidas en el caso de los dos pacientes de Boston y de los últimos avances y estrategias para lograr la curación permanente hablará hoy ante los especialistas españoles en VIH, y a ello se ha referido durante su intervención en la rueda de prensa.

“Del caso de los pacientes de Boston aprendimos dos lecciones importantes: en primer lugar, que la reducción del depósito de células infectadas latentemente permite a los pacientes tener un período de remisión libre de tratamiento; pero también, y en segundo lugar, que nuestros ensayos actuales no son lo suficientemente sensibles para detectar las células raramente infectadas que persisten y pueden provocar recaídas, por lo que trabajo futuro debe tener como objetivo encontrar el virus residual”, ha manifestado.

Asimismo, se ha referido también a las líneas de investigación que en la actualidad desarrolla, señalando que “actualmente nuestro trabajo de campo se centra en desarrollar mejores marcadores de la persistencia viral, así como en desarrollar estrategias combinadas para conseguir que las células infectadas puedan ser destruidas”.

En relación a los diferentes enfoques posibles para la curación del virus, como el uso de células madre o la terapia génica, el especialista ha señalado que “el objetivo es equilibrar la eficacia y el riesgo”, y ha indicado en este sentido que “determinados enfoques como los trasplantes de células madre presentan demasiados riesgos para ser considerados, salvo en pacientes que necesitan un trasplante para tratar la leucemia o un linfoma, mientras que otros enfoques, como las vacunas terapéuticas, pueden utilizarse con seguridad en una mayor variedad de pacientes”.

Reacio a establecer predicciones, Kuritzkes ha advertido de que estamos solo empezando a comprender cómo desarrollar estrategias para la cura del VIH y que el camino para la completa curación del VIH va a ser largo y difícil y no lo conseguiremos en menos de una década, por lo que debemos continuar los esfuerzos para asegurar el acceso universal al TAR y el acceso a la PrEP de todos aquellos que realmente lo necesiten”.

Por su parte, Sharon Hillier, especialista en el análisis de métodos de prevención para su implantación en países como Estados Unidos, la India o del continente africano, se ha referido a los retos y claves para lograr una prevención más eficaz del VIH, señalando que el reto es desarrollar “enfoques de prevención más fáciles de usar, menos medicalizados y menos estigmatizados”, pues “fabricar productos que funcionan es sólo la mitad de la batalla”.

Los preservativos funcionan si se usan, pero muchas personas no los usan o no pueden convencer a sus parejas de usarlos. La PrEP es muy eficaz cuando se usa, pero muchas personas encuentran que tomar un medicamento antirretroviral todos los días es un desafío. “Necesitamos nuevas estrategias, más globales, que amplíen la captación y la efectividad de las herramientas de las que disponemos, también necesitamos nuevas herramientas”, ha agregado.

A su vez, Hillier ha explicado las principales líneas de investigación en la que está trabajando con su equipo. “Tenemos dos áreas de investigación amplias. La primera es el desarrollo de productos de próxima generación para las mujeres que puedan proporcionar anticoncepción y prevención del VIH en un solo producto. Nuestro segundo enfoque es el desarrollo de productos para las personas que tienen sexo anal receptivo. Estos incluyen geles que contienen antirretrovirales que pueden utilizarse como lubricantes, así como insertos rectales de disolución rápida que se podría usar antes del sexo”, ha señalado.

Twitter
Suplementos y Especiales