ESMO 2017 Congress

ESMO cierra con importantes avances en cáncer de pulmón no microcítico

Durvalumab mejora de forma significativa la supervivencia libre de progresión en este tipo de neoplasia
Herramientas
Madrid
|
15 sep 2017 - 13:28 h
|

El cáncer de pulmón no microcítico es el subtipo de neoplasia pulmonar más frecuente. Además, suele diagnosticarse tarde, cuando los pacientes ya están en estadío 3. Ahora, el estudio Pacific (fase 3) ha demostrado que la supervivencia libre de progresión mejora de forma sustancial con durvalumab (Imfinzi, de AstraZeneca) cuando se emplea como terapia de consolidación en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico irresecable y localmente avanzado, y que no había progresado tras la terapia estándar basada en platino y quimioradioterapia.

El ensayo se llevó a cabo en 235 centros en 26 países. Se incluyeron 713 pacientes que fueron aleatorizados 2: 1 a recibir durvalumab 10 mg / kg cada dos semanas o placebo durante un máximo de 12 meses. Los datos indican que la mediana de la supervivencia libre de progresión fue significativamente más prolongada en el grupo de durvalumab (18,1 meses vs. 5,6 meses). Enriqueta Felip, jefa del Programa de Cáncer de Pulmón del Instituto de Oncología Vall d’Hebron de Barcelona, valoró de forma muy positiva estos resultados, ya que abren un nuevo camino en “una enfermedad en la que no habíamos tenido grandes avances en los últimos 10 años”.

Cabe destacar que las tasas de supervivencia libre de progresión a los 12 meses y a los 18 meses con durvalumab en compración con placebo fueron del 55.9 por ciento vs. 35.3 por ciento y del 44.2 por ciento vs. 27.0 por ciento respectivamente. Por otro lado, la tasa de respuesta objetiva fue significativamente mayor con durvalumab (28.4 por ciento) que con placebo (16 por ciento).

Durvalumab es un anticuerpo monoclonal dirigido contra PD-L1, y que bloquea la interacción entre PD-L1 y CD80.

Este es el primer fármaco en mostrar una mayor supervivencia libre de progresión en este tipo de pacientes, que suelen recibir radio y quimioterapia. El gran reto es que solo el 15 por ciento de ellos siguen vivos pasados cinco años con este tratamiento estándar.

Otro de los grandes estudios en el campo del cáncer de pulmón no microcítico ha sido Flaura, que ha demostrado que la administración de osimertinib de AstraZeneca mejora la supervivencia libre de progresión en un 54 por ciento en comparación con la terapia convencional de primera línea en pacientes con el citado subtipo de neoplasia y mutación en el gen EGFR.

En este sentido, Enriqueta Felip comentó en la rueda de prensa oficial del congreso que “osimertinib prolonga el tiempo hasta la progresión de la enfermedad nueve meses. El fármaco fue bien tolerado por los pacientes del ensayo”. Esta experta añadió que, “basándonos en estos resultados, osimertinib debería considerarse una nueva opción de tratamiento en primera línea para pacientes con mutaciones en EGFR”.

De todos modos, Felip remarcó que los datos de supervivencia global aún no son definitivos y hay una clara necesidad de mantener el seguimiento para observar si aquellos pacientes tratados con osimertinib tienen una supervivencia más prolongada.

Twitter
Suplementos y Especiales