“Estamos cerca de vivir un antes y un después en dermatitis atópica”

PABLO DE LA CUEVA Jefe de Dermatología del Hospital Infanta Leonor de Madrid
Herramientas
Barcelona
|
12 abr 2017 - 13:00 h
|

La dermatitis atópica, que constituye la forma de eccema más frecuente, es una patología dermatológica con una elevada incidencia tanto en adultos como en niños. El prurito es uno de los síntomas más molestos para los pacientes y puede ser debilitante. A pesar de la buena eficacia de los tratamientos disponibles en la actualidad, hay pacientes con un grado moderado-severo de la enfermedad que no se benefician de ellos.

Recientemente, la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) ha aprobado el primer fármaco biológico para el tratamiento de esta patología. Una innovación terapéutica dirigida precisamente a los pacientes con dermatitis atópica moderada-severa que no mejoran con terapias previas.

Pregunta. ¿En qué consiste la dermatitis atópica?

Respuesta. Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel. En estos pacientes se produce una inflamación que puede ser más o menos extensa: desde unas pocas manchas a prácticamente toda la piel roja y desescamada. También se producen fisuras, picor y lesiones de rascado.

P. ¿Las vías inflamatorias implicadas son diferentes a las que se ven afectadas en la psoriasis?

R. Efectivamente, se trata de mecanismos moleculares distintos. Ambas tienen una base inmunológica y genética. En el caso de la dermatitis atópica, los factores ambientales también pueden influir. En cuanto a la vía inmunológica, hay que destacar el papel de que desempeñan los linfocitos TH2. Estas son células de la inmunidad que dan lugar a la secreción de determinadas citoquinas, que, en esta patología, son las interleuquinas. Y, entre estas, las que se ha visto que desempeñan un papel más importante en la dermatitis atópica son la interleuquina 4, la interleuquina 13 y la interleuquina 31. Los linfoctitos TH2 segregan estas interleuquinas, lo que da lugar al proceso inflamatorio. Son células que van a la piel, y causan el color rojo y el picor. En algunos pacientes, la piel se vuelve incluso más gruesa, en un proceso que se conoce como liquenificación de la piel.

P. ¿Qué repercusiones presenta esta patología para la calidad de vida de los pacientes?

R. En los casos más graves, los pacientes pueden llegar a perder mucha calidad de vida. Hay que tener en cuenta que la piel les puede llegar a picar mucho, y cuanto más extensa sea la zona afectada, mucho peor. Hay pacientes que están rascándose constantemente, lo que interfiere en su sueño y puede provocar la aparición de problemas psicológicos como ansiedad o depresión.

P. En la dermatitis atópica, como puede ocurrir en la psoriasis, ¿se pueden ver afectadas la articulaciones?

R. No se produce artritis, pero sí que se ha visto en estos pacientes que hay una mayor frecuencia de procesos alérgicos. La dermatitis atópica no es un proceso alérgico, pero estos pacientes presentan una mayor sensibilidad a sufrir alergias.

P. ¿Cuál es la incidencia de esta patología en España?

R. Los últimos datos indican que pueden sufrir dermatitis atópica entre el 10 y el 20 por ciento de los niños y entre el 5 y el 7 por ciento de los adultos. Aunque la frecuencia de casos de dermatitis atópica severa no se conoce y es muy inferior a la global. Por otro lado, los dermatólogos estamos observando que los casos de dermatitis atópica están aumentando.

P. Y ¿qué factores podrían explicar esté aumento de los casos?, ¿quizás es que se diagnostican mejor?

R. Seguramente se deba a que, por un lado, se diagnostica mejor a estos pacientes y, por otro lado, hay un aumento real de personas afectadas. Hay factores ambientales como la contaminación, el ritmo de vida, el exceso de detergentes que causan sequedad de piel o el exceso de limpieza que podrían estar detrás de este aumento de los casos. Precisamente, cada vez se habla más de la hipótesis del exceso de limpieza en las enfermedades inmunológicas.

P. La FDA acaba de aprobar dupilumab (Dupixent, de Sanofi), el primer tratamiento biológico dirigido a adultos con dermatitis atópica moderada o severa. ¿Qué ventajas aporta este fármaco?

R. Presenta una eficacia muy alta. Los estudios muestran que, en prácticamente el 60 por ciento de los pacientes, se logró una reducción igual o superior al 75 por ciento en la puntuación del Índice de Severidad y Área de Eccema (EASI-75) desde el inicio del estudio. Entre los centros que han participado en el estudio están algunos españoles, como en el que yo trabajo.

Es muy relevante que se trate del primer tratamiento biológico, y que es beneficioso para aquellos pacientes que no mejoran con terapias previas. En Estados Unidos, la indicación es para aquellos pacientes en los que ha fallado terapia tópica, como los corticoides o los inhibidores de la calcineurina. Y la posología es de 300 mg cada dos semanas. El fármaco se presenta en una jeringuilla precargada y el paciente se lo puede autoinyectar de forma subcutánea. En todo caso, en España, claro, habrá que esperar a la aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento para conocer las indicaciones.

Estábamos huérfanos de terapias a largo plazo que no sean inmunosupresoras. Los corticoides y la ciclosporina eliminan el picor, pero no podemos mantenerlos a largo plazo. Los riesgos son mayores que los beneficios. Y dupilumab, que presenta un buen perfil de seguridad, se podrá emplear de forma continua, que es lo que nos interesa en una enfermedad crónica como la dermatitis atópica. Por eso considero que podríamos estar hablando de un antes y después en el tratamiento de la dermatitis atópica. Asimismo, hay una fase de los ensayos clínicos abierta para testar la eficacia de este fármaco a largo plazo.

P. ¿Cuáles son las características más relevantes de dupilumab en cuanto a su mecanismo de acción?

R. Se trata de un anticuerpo monoclonal que bloquea el receptor de interleuquina 4 y por tanto efectúa una inhibición tanto de la interleuquina 4 como de la 13.

P. ¿Cabe la posibilidad de que dupilumab tenga indicación pediátrica?

R. Ya hay en marcha ensayos clínicos en este sentido, y se irán comunicando próximamente datos de trabajos en fases 2 y 3.

LAS FRASES

En los casos más graves, los pacientes pueden llegar a perder mucha calidad de vida”

Dupilumab es el primer tratamiento biológico para esta patología y presenta una elevada eficacia”

Twitter
Suplementos y Especiales