Formación para el médico, información para el paciente en biosimilares

El uso de estos fármacos crece en base a la experiencia con ellos, según destacan los expertos
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
30 nov 2018 - 12:31 h
|

El uso de biosimilares ha crecido de manera exponencial en los últimos años. La semana pasada, la compañía Biogen organizó un evento moderado por su director, Raúl Jiménez, en el que se reunieron varios expertos en la materia; Todos coincidieron en que el aumento del conocimiento sobre estos fármacos está haciendo que cada vez sea más aceptado su uso.

José Luis Poveda, jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria en el Hospital La Fe, aseguró que actualmente no tiene sentido desconfiar de los biosimilares en términos de eficacia y seguridad porque la experiencia de uso ha demostrado que no presentan diferencias con los fármacos de referencia. El especialista define este momento como el de la “eclosión” de los biosimilares, con 26 en comercialización en nuestro país. Este dato cobra más significado al tener en cuenta que siete de ellos se han aprobado en 2018.

Los biosimilares también tienen un papel muy importante en la mejora de acceso a medicamentos, lo que contribuye a facilitar los tratamientos en diferentes áreas, como la de las enfermedades raras, en las que el arsenal terapéutico es muy reducido. Para terminar, Poveda concluyó que la penetración de biosimilares en el mercado se hará efectiva cuando se demuestre que su introducción influye en la reducción de precios de los fármacos de referencia.

No solo un ahorro

Desde el Hospital Virgen del Rocío, el reumatólogo Esteban Rubio también incidió en la necesidad de informar a la población para que asimilen que los biosimilares son igual de eficaces que los medicamentos de referencia, y que su uso no es solo una herramienta para incrementar el ahorro del sistema.

Rubio comparó la situación de España, donde el uso de biosimilares respecto al total de fármacos biológicos es únicamente del 19 por ciento, con países como Noruega y Dinamarca donde su prescripción aumenta a niveles situados entre el 80 y el 90 por ciento.

El reumatólogo precisó que esta diferencia puede venir dada porque estos países usaron los biosimilares desde sus inicios y ya tienen comprobado que cumplen la misma función que los originales. Aun así, Rubio aclaró que, bajo su punto de vista no hay motivos para alarmarse y que España seguirá la misma tendencia a medida que vaya normalizando su uso.

El especialista finalizó argumentando que es imprescindible la negociación entre clínicos y farmacéuticos en los hospitales para consolidar su uso.

Por su parte, Regina Múzquiz, directora de la Asociación Española de Biosimilares (BioSim), explicó que el proceso que se sigue para evaluar la biosimilaridad es muy exhaustivo, atendiendo a criterios de eficacia y seguridad. Para Múzquiz, el objetivo es mejorar la estrategia de mercado, para lo que explicó que desde su organización están adoptando una serie de medidas, en términos de imagen y penetración.

Algunas de estas consisten en solicitar a las autoridades estatales y autonómicas un debate en cuanto a la entrada de biosimilares en el mercado, aumentar la formación entre profesionales y la información a pacientes, y respecto a la farmacoeconomía, se están realizando estimaciones de precio para saber cómo la entrada de estos fármacos en el sistema puede servir para “liberar recursos”.

Liberar recursos

En cuanto a esta liberación de recursos, Múzquiz indicó que el presupuesto que no se invierta en medicamentos podría ser utilizado para tratar a más pacientes o facilitar la entrada a otros medicamentos de alto coste. La directora de BioSim incidió además en el aumento de competitividad que supone la entrada de biosimilares, ya que consideró que al encontrar rivales que traten las mismas enfermedades, los grandes laboratorios tratarán de encontrar nuevos fármacos para diferenciarse.

Una de las barreras por derribar que Múzquiz enumeró es que los biosimilares se meten en el mismo cajón que los genéricos. Se trata de una comparación injustificada, puesto que la regulación específica y estricta de los biosimilares precisamente hace que no sean genéricos. En cuanto a la gestión clínica, apuntó a la necesidad de incentivar a los sanitarios para que realicen un uso racional de los biosimilares, para lo que están estudiando experiencias de ‘gain sharing’ que se llevan a cabo en otros países como en Francia.

<p>Formación para el médico, información para el paciente en biosimilares</p>
<p>Formación para el médico, información para el paciente en biosimilares</p>
<p>Formación para el médico, información para el paciente en biosimilares</p>

LOS MENSAJES

Esteban Rubio, reumatólogo en el Hospital Virgen del Rocío

Hay que hacer partícipe al profesional de este proceso y que vea los beneficios que poseen estos medicamentos”

José Luis Poveda, jefe de Farmacia Hospitalaria en el Hospital La Fe

Ya tenemos bastante experiencia, por lo que plantearse dudas sobre efectividad y seguridad no tiene sentido”

Regina Múzquiz,
directora general de BioSim

Los biosimilares aumentan la competencia de precios, lo que genera la investigación de otros fármacos”

Twitter
Suplementos y Especiales