La incidencia de la tuberculosis en España es de las más altas de la Unión Europea

Herramientas
Madrid
|
15 mar 2019 - 13:58 h
|

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 10,4 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,7 millones murieron en el año 2016.

España figura entre los países europeos que más casos notifica. Los últimos datos disponibles registraron 4.191 casos en 2015 con una tasa de incidencia de nueve pacientes por cada 100.000 habitantes.

“Es una enfermedad infecciosa que está muy asociada a la pobreza y a los países con menos recursos y con menos sistemas de diagnóstico donde las incidencias son mucho mas altas. Es una patología que nunca hemos sabido erradicar, seguramente, por no disponer de una vacuna” describe el investigador del Ciber de Enfermedades Respiratorios (Ciberes) José Antonio Domínguez a GM.

Una persona con tuberculosis puede infectar a entre 10 y 15 personas más a lo largo de un año.

“En España tenemos una incidencia que ronda entre 10 y el 12 por ciento en casos anuales por cien mil habitantes. Lo que nos sitúa en una incidencia mediana baja pero de las más altas de la Europa comunitaria”, añade el investigador.

La migración, el turismo y la globalización en general han hecho que esta enfermedad vuelva a resurgir en países donde ya estaba totalmente erradicada.

“Es fácil la transmisión ya que muchas personas son portadoras aunque no desarrollen la enfermedad y eso ha hecho que sea un problema global. Hay países como la India donde es un problema terrible pero en Europa está mucho más controlado a excepción de la Europa del Este como por ejemplo Ucrania, donde la incidencia es altísima”, subraya Manuel Arruebo Gordo, investigador del grupo del Ciber-BNN.

Tratamiento complejo

Al tratarse de un patógeno intracelular, dificulta su tratamiento que puede llegar a alargarse dos años .

“El tratamiento de tuberculosis es complejo. Tiene unas características microbiológicas que hacen que muchos antibióticos no sean efectivos y eso provoca que, en el mejor de los casos, necesitemos combinar hasta cuatro fármacos y el tratamiento deba alargarse entre seis y nueve meses “ pero en otras situaciones “cuando hay resistencia a los fármacos más fuertes es necesario utilizar menos antibióticos , y que son menos efectivos en realidad, pero durante mucho mas tiempo, incluso durante dos años”, concluye el investigador del Ciberes.

Twitter
Suplementos y Especiales