“La laparoscopia se extiende a cirugías cada vez más complejas”

ROSA JORBA Presidenta de Secla 2017
Herramientas
Barcelona
|
21 abr 2017 - 15:00 h
|

La cirugía laparoscópica y la robótica se están implementando con fuerza en los centros españoles. Rosa Jorba, presidenta del congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica y Robótica 2017 (Secla 2017), celebrado recientemente en Tarragona, expone en esta entrevista cuáles son los temas de actualidad más relevantes de este tipo de intervenciones.

Pregunta. ¿En qué consiste la cirugía laparoscópica?

Respuesta. Es una técnica de abordaje quirúrgico mínimamente invasiva a través de orificios naturales o que realizamos los cirujanos. Cuando los realizamos nosotros, practicamos tres o cuatro orificios de un centímetro y medio aproximadamente. Posteriormente, colocamos unos trocares quirúrgicos para poder introducir los instrumentos con los que llevaremos a cabo la intervención. Además, también llenamos de aire la cavidad abdominal, lo que nos permite introducir las pinzas y tener una visión más ampliada y nítida del abdomen que cuando operamos con la vía abierta tradicional. Como las incisiones son tan pequeñas, la recuperación del paciente es mejor, más corta, menos dolorosa, puede alimentarse antes. Está demostrado que la recuperación con la cirugía mínimamente invasiva es mejor.

Por otro lado, en este tipo de cirugía también podemos emplear robótica, lo que ofrece otras ventajas. Gracias a la robótica tenemos visión en tres dimensiones y operamos desde una consola, lo que permite una facilidad de movimientos que no tienes si operas con la mano directamente. Por ejemplo, podemos girar los instrumentos con mucha más precisión. Es un paso más en este camino de la cirugía mínimamente invasiva. De todos modos, hay que señalar que el robot no está indicado en todas las patologías en las que sí podemos operar mediante laparoscopia.

P. ¿En qué tipo de intervenciones se puede emplear la técnica laparoscópica?

R. En muchas, como vemos en este congreso, que es de carácter marcadamente multidisciplinar. En aparato digestivo para cirugía de obesidad; en urología para una prostatectomía o una nefrectomía; en cirugía torácica, en cirugía pediátrica; en ginecología para una histerectomía; en cirugía oncológica, como el cáncer de colon, menos en algunos casos muy difíciles.

La gran ventaja de un congreso multidisciplinar de este tipo es que podemos aprender de otras especialidades.

P. ¿Cuáles han sido las principales novedades que se han producido en los últimos años en el campo de la cirugía mínimamente invasiva?

R. Por ejemplo, desde hace unos años ya se puede realizar la extracción de riñón de un donante vivo mediante este tipo de técnicas en el contexto de un trasplante renal. Ya hay pioneros que, mediante laparoscopia, consiguen extraer parte de un hígado también en el contexto de trasplante de este órgano. Y en Estados Unidos se está implementando en las cirugías pancreáticas más complejas. A medida que dominamos la laparoscopia en las cirugías más simples, estamos introduciendo esta técnica en cirugías más complejas.

P. En este tipo de técnica, ¿la curva de aprendizaje es un reto?

R. La laparoscopia llegó en los años noventa a España. Esto quiere decir que los actuales residentes ya se forman con estas técnicas, pero hay otros cirujanos que aprendieron a operar por vía abierta y han tenido que aprender las nuevas técnicas. La curva depende de cada técnica, no es igual en todos los procedimientos, porque cada intervención tiene sus dificultades. Pero sí que es algo más complicada que la cirugía abierta, porque no tienes los órganos a la vista y estos no se pueden manipular con las manos. Asimismo, en la cirugía tradicional se cose directamente, pero en la laparoscopia se cose mirando una pantalla, como si estuvieras operando a distancia, no tienes el tacto. En cambio, con el robot tienes la sensación de que estás en el interior del paciente.

De todos modos, no todas las intervenciones quirúrgicas se realizarán en el futuro con laparoscopia. Por ejemplo, si hay que quitar todo el hígado del paciente, no tiene sentido, porque, igualmente, tienes que abrir varios centímetros.

P. En el congreso, una de las ponencias destacadas tiene que ver con la formación quirúrgica online. ¿Por qué?

R. Cada vez, se complica más la formación de los cirujanos. Por eso consideramos que es tan importante contar con plataformas que permitan realizar formación a distancia, es decir, que los cirujanos puedan observar una cirugía en directo.

P. ¿Cuál es el grado de implementación de la cirugía laparoscópica en España?

R. Es alto. Sin embargo, en Estados Unidos, la robótica tiene una mayor implementación.

Twitter
Suplementos y Especiales