La MCG para permanecer más tiempo dentro de rango es clave en diabetes

Abogan por que pacientes y profesionales compartan los datos de la monitorización continua de glucosa
Herramientas
Env. especial a París
|
17 feb 2017 - 15:00 h
|

A pesar de los avances en las terapias para combatir la diabetes, se estima que sólo el seis por ciento de los pacientes alcanzan los objetivos terapéuticos. Y hay que tener en cuenta que, en España, más de 5,3 millones de personas padece esta enfermedad y aproximadamente la mitad no lo sabe.

La invención hace prácticamente 100 años de la insulina supuso una auténtica revolución en el tratamiento de la patología. Y, en los últimos años, están llegando nuevas insulinas que permiten combatir con más eficacia la enfermedad. Ahora, según los expertos reunidos durante la 10ª Conferencia Internacional sobre Tecnologías y Tratamientos Avanzados para la Diabetes, se está gestando un nuevo cambio de paradigma en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1, la forma más grave de la enfermedad. Un punto de inflexión que vendrá de la mano de los sistemas de monitorización continua de glucosa (MCG) y de la posibilidad de compartir datos entre pacientes y profesionales sanitarios.

En este sentido, como señaló Eric Renard, jefe del Departamento de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Universitario de Montpellier (Francia), “la posibilidad de que los profesionales sanitarios podamos realizar un seguimiento continuo de los pacientes con diabetes tipo 1 supone un cambio muy positivo”. Como recordó este experto, “el control de la diabetes es un reto continuo, porque a un paciente diabético le pueden suceder muchas cosas durante el día que pueden provocarle hipoglucemias o hiperglucemias”. Por tanto, ya no se trata únicamente de controlar los niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c), que permite determinar como ha sido el control glucémico de una persona con diabetes en los últimos tres meses, sino de ser lo más fieles posibles a un concepto que va cobrando cada vez más importancia en el tratamiento de esta patología: “Mantener a los pacientes dentro de rango”.

A juicio de Renard, el tiempo dentro de rango se trata ya del nuevo “gold estándar” en la diabetes mellitus tipo 1. Es decir, monitorizar de forma continua los niveles de glucosa para que estos se mantengan durante el máximo tiempo posible dentro de unos niveles aceptables tanto por arriba como por abajo para prevenir tanto las hiperglucemias como las hipoglucemias. Este experto enfatizó que “gracias a los sistemas de monitorización continua, el paciente sabe dónde está en cada momento, lo que le permite, además, anticiparse y prevenir complicaciones. Y si se conecta el sistema de monitorización continua de glucosa a una bomba de insulina, todavía es más sencillo prevenir hiperglucemias e hipoglucemias”, añadió.

En lo que respecta a las principales novedades que se presentaron durante la conferencia relacionadas con la tecnología, destacó que Roche Diabetes Care continúa apostando por ampliar las posibilidades que ofrecen el glucómetro Accu-Chek Guide (que estará disponible en España con ligeras variaciones como Accu-Chek Instant a lo largo del presente año) como Accu-Chek Insight CGM, un sistema de monitorización continua de glucosa. De este modo, la compañía suiza acaba de firmar un acuerdo exclusivo con Medtronic para desarrollar un medidor de glucosa en sangre mediante conectividad Bluetooth Low Energy (BLE) especial basado en la plataforma Accu-Chek Guide.

Asimismo, la compañía ofrece la posibilidad de que los pacientes empleen el sistema Senseonics Eversense con el sistema Accu-Chek Insight CGM. Como explicó Jan Jager, de Roche Diabetes Care, una de las grandes ventajas del sensor Senseonics Eversense “es que se trata del único sensor implantable que se puede llevar 90 días”. Este sensor se implanta con una pequeña incisión ambulatoria que permite colocar luego el transmisor, que envía la información sobre los niveles de glucosa a una app (aplicación) instalada en el teléfono móvil. Además cuenta con un sistema de alarmas que avisa a los pacientes de sus hiperglucemias y hipoglucemias. “Y el paciente se puede poner y quitar el transmisor cuando lo desee”, añadió Jager.

Como señaló Tim Juergens, de Roche Diabetes Care, otras novedades son Accu-Chek Smart Pix 3.0, que permite visualizar de forma muy gráfica la evolución de los niveles de glucosa, y eConecta 6.0, que además ofrece información sobre la patología, consejos para optimizar el tratamiento... “Y, muy importante, compartir la información los profesionales sanitarios”, apuntó Juergens. La compañía suiza también ha ampliado su colaboración con la popular app mySugr. De este modo, tanto Accu-Chek Guide como Accu Chek Instant permiten subir automáticamente los datos a la app.

Una de las claves de estos sistemas, comentaron los expertos, es que permiten compartir los datos con los profesionales sanitarios. De este modo, tanto médicos como enfermeras pueden realizar un control mucho más cercano de la patología. Pero, como explicó Lutz Heinemann, del Profil Institute for Metabolic Research de Alemania, es fundamental aumentar “el grado de conciencia entre los profesionales sobre la importancia de los sistemas de monitorización de glucosa”. A juicio de este experto, “los avances en estos sistemas son más relevantes incluso que los avances en nuevas insulinas”, y sería necesario poner en marcha más “programas de entrenamiento entre profesionales y pacientes para potenciar su uso”.

Twitter
Suplementos y Especiales