Las aplicaciones móviles contribuyen a la gestión inteligente de la diabetes

Las ‘apps’ empoderan al paciente sobre su patología y facilitan la comunicación con el profesional
Herramientas
Barcelona
|
12 abr 2017 - 13:00 h
|

Las apps ayudan a que el paciente realice un seguimiento de su patología de forma fiable y autónoma

Es necesario que los profesionales sanitarios cambien de mentalidad y empiecen a prescribir ‘apps’

Vivimos en una época en la que todo el mundo cuenta con un teléfono inteligente poblado por apps para diversos fines. Y las apps (las aplicaciones móviles) también pueden ser grandes aliadas para el control de la diabetes. Así lo señalaron los expertos reunidos durante el simposio de Ascensia Diabetes Care ‘Visión 360º de las Diabetes Apps’. En este sentido, estas herramientas ayudan a que el paciente realice un seguimiento de su patología de forma fiable y autónoma, y, además, permiten establecer una relación más estrecha y continua con el profesional sanitario.

Maite Penalba, educadora de Diabetes en el Hospital Universitario La Fe de Valencia, destacó las ventajas de Contour Diabetes App (de Ascensia Diabetes Care), vinculada al medidor Contour Next ONE y las tiras reactivas para la medición de glucemia Contour Next. Esta es una aplicación móvil que recopila y analiza los resultados de los análisis de glucosa en sangre. Los datos de las lecturas de glucosa recogidos por el medidor se sincronizan de forma automática en la aplicación móvil. “Y esta es muy fácil de emplear, ya que ofrece los objetivos glucémicos por colores —señaló Penalba—. De este modo, si el paciente está en objetivo, la luz es verde, pero si la lectura de glucosa es alta, aparece una luz de color amarillo, y si la lectura es baja, una luz de color rojo”. Penalba también puso el énfasis en la exactitud de los datos ofrecidos, ya que, según un estudio, “el 95 por ciento de los resultados del medidor Contour Next ONE estaban dentro del margen de ±8,4 mg/dL o ±8,4% frente a la referencia del laboratorio en glucemias capilares realizadas por los pacientes”.

Como señaló esta experta, esta aplicación móvil permite llevar a cabo un “plan de análisis inteligente, por ejemplo, estableciendo recordatorios para la toma de medicación en determinados momentos”. Asimismo, esta app ofrece opciones como incluir contactos a los que avisar rápidamente, sin necesidad de acudir a la agenda telefónica del móvil, en el caso de que el paciente sufra una hiperglucemia o una hipoglucemia.

Por otro lado, la app permite contextualizar los datos de glucosa. “Esta posibilidad es muy importante —comentó Penalba—, ya que el paciente puede aportar notas de voz, datos sobre los alimentos que ha ingerido o incluso fotografías de los alimentos”. Penalba consideró que esta app ayuda al paciente a empoderarse y responsabilizarse todavía más de su enfermedad.

Y todos estos datos pueden ser compartidos con los profesionales sanitarios mediante correo electrónico o descargando los datos del medidor a un ordenador. “De este modo —comentó Iñaki Lorente, psicólogo y educador de la Asociación Navarra de Diabetes y personas con diabetes—, el paciente se siente más acompañado en el manejo diario de su enfermedad”. La posibilidad de que los profesionales sanitarios tengan la misma información que el paciente “ayuda a lograr los objetivos —comentó Penalba—. El control de la glucosa es un trabajo en equipo entre el paciente y los profesionales sanitarios, así que nosotros, al tener acceso a los datos, podemos reforzar aquellas conductas que sean más adecuadas”.

Apps en diabetes

Por su parte, Jorge García Alemán endocrino del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, puso el énfasis en que las apps pueden ayudar a los pacientes a mejorar su motivación para el buen control de su patología. Aunque también comentó que no es fácil cambiar los hábitos de los pacientes. “Sabemos que un 76 por ciento de los pacientes dicen que no necesitan medirse los niveles de glucosa o que les frustra pincharse”, dijo. Y señaló que son necesarios tres factores para promover cambios de hábitos saludables en los pacientes: “Información sobre su problema de salud, conocer que existen hábitos saludables y motivación”.

Este experto explicó que las apps deben personalizarse lo máximo posible para que los pacientes las aprovechen. Y destacó que estas herramientas pueden ser muy útiles para que los pacientes gestionen de una forma más eficaz su enfermedad. “Los pacientes pueden conocer mejor sus problemas y solucionarlos, ya que estas apps orientan ofreciendo consejos y actitudes”, añadió.

A juicio de Iñaki Lorente, las características que deberían cumplir las apps para el manejo de la diabetes son que “ayuden a controlar la patología, que eviten que el paciente tenga que pensar, que no exijan mucho tiempo, que no interfieran en las rutinas del paciente, que ayuden en aspectos como la adherencia al tratamiento y la motivación, y que estén bendecidas por los médicos”.

Y es que el papel de los profesionales sanitarios es absolutamente fundamental para que las apps para el control de la diabetes sean eficaces y ayuden a los pacientes en el manejo cotidiano de su patología. Jorge García señaló que las apps ya son una herramienta omnipresente en nuestras vidas, “así que es necesario que los profesionales sanitarios cambien de mentalidad y empiecen a prescribir aplicaciones móviles”. Este experto destacó como principales ventajas de Contour Diabetes App que “permite identificar a través de gráficos los momentos más problemáticos, alerta de las hipoglucemias y aconseja sobre cómo actuar”.

Un nuevo ecosistema

De todos modos, como enfatizó Jordi Martínez, director de Innovación del TICSalut, “las apps por sí solas no son útiles, a no ser que se transformen los procesos de atención a las personas”. Por ese motivo, señaló este experto, es necesario que no sólo los médicos, los enfermeros y los pacientes estén dispuestos a emplear apps, sino que también los gestores sanitarios estén dispuestos a integrar las aplicaciones móviles en el sistema sanitario. En este sentido, “el elemento clave es buscar necesidades no cubiertas de los pacientes y desarrollar la tecnología para solucionarlas”.

Además, el TICSAlut ha empezado a acreditar a aplicaciones móviles del ámbito de la salud. “No existe un modelo europeo de acreditación, así que hemos generado un modelo basado en criterios como la usabilidad, el diseño, los contenidos, la confidencialidad y el uso seguro de los datos”. Todo ello, enfatizó este experto, con el objetivo de ir generando entre todos (profesionales, pacientes, empresas y gestores) un ecosistema que permita integrar las apps en salud para que sean verdaderamente útiles para los pacientes.

Twitter
Suplementos y Especiales