Una nueva ventana en LLC con esquemas de tratamiento libres de quimioterapia

Nuevos datos avalan ibrutinib como un esquema de tratamiento superior al tratamiento estándar
Herramientas
Enviada especial a San Diego
|
07 dic 2018 - 14:02 h
|

“Estamos viviendo un ASH único en materia de leucemia linfocítica crónica (LLC), una enfermedad que está dando un giro completo”. Con estas palabras valora María José Terol, hematóloga del Hospital Clínico Universitario de Valencia, los resultados de varios estudios que ponen de manifiesto la transición terapéutica que está viviendo la enfermedad en los últimos tiempos, pasando de la quimioterapia a la terapia personalizada.

En el último encuentro americano se han presentado tres ensayos clínicos aleatorizados en los que se demuestran por primera vez que el inhibidor de la tirosina quinasa de Bruton, ibrutinib (comercializado por Janssen como Imbruvica) es superior a la quimioinmunoterapia clásica.

Terol explica que la LLC es una enfermedad muy heterogénea, y este inhibidor es superior en pacientes fit. Así lo avala el estudio en fase III ECOG que compara la quimioterapia intravenosa con fludarabina y ciclofosfamida más rituximab frente a ibrutinib más rituximab. Los resultados muestran como los pacientes que recibieron este último esquema de tratamiento tuvieron una reducción de dos tercios en el riesgo de progresión de la enfermedad en comparación con aquellos que recibieron el tratamiento estándar. La supervivencia general también mejoró significativamente para los pacientes que recibieron terapia con ibrutinib en base al seguimiento actual. “Con apenas 31 meses de seguimiento ya muestra que la SLP es superior a la quimioinmunoterapia e incluso hay diferencias en supervivencias. Esta es la primera evidencia con un estudio aleatorizado en un paciente joven”. Para Carol Moreno, médica adjunta de hematología en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, estos hallazgos tienen implicaciones inmediatas que cambian la práctica.

<p>Una nueva ventana en LLC con esquemas de tratamiento libres de quimioterapia</p>

Por otro lado, el ensayo Illuminate también pone de manifiesto el papel de este inhibidor en pacientes mayores de 65 años, que analiza la combinación de ibrutinib más obinutuzumab frente a clorambucilo más obinutuzumab en pacientes recién diagnosticados, mostrando una supervivencia libre de progresión y supervivencia global muy superior en el primer grupo que recibió ibrutinib. “Los datos confirman que en pacientes de alto riesgo los datos son mejores ”, destaca Moreno, al tiempo que remarca que los resultados han mostrado respuestas completas con enfermedad mínima residual negativa.

El tercer estudio que enumera Terol es el Alliance, que compara ibrutinib solo o en combinación con rituximab frente a bendamustina más rituximab. Un ensayo aleatorizado en primera línea con dos conclusiones principales. Por un lado, que los pacientes que reciben ibrutinib tienen una SLP claramente superior a la quimioinmunoterapia. Por otro lado, que existen diferencias entre llevar o no un anticuerpo monoclonal. El ensayo puso de manifiesto que entre los pacientes que recibían ibrutinib y rituximab no tuvieron más beneficio sobre los que solo recibieron ibrutinib. “De alguna manera se simplifica el número de fármacos”, destaca Terol.

Twitter
Suplementos y Especiales