Validan mediante EE.CC. una tecnología de triaje y prediagnóstico basada en IA

Mediktor coincide en un 91,3 por ciento con los diagnósticos realizados por los profesionales sanitarios
Herramientas
Barcelona
|
05 may 2017 - 12:23 h
|

Decir que las nuevas tecnologías están impactando en la práctica clínica y que, muy probablemente, cambiarán de forma considerable la asistencia, es una idea repetida desde hace años. Una idea que se va concretando con proyectos como Mediktor, un evaluador de salud basado en inteligencia artificial (IA), disponible desde hace tres años. La noticia reside en que se acaba de convertir en la primera tecnología de su tipo que ha pasado la prueba de los ensayos clínicos (EE.CC.).

Este medical device clase 1 combina tecnologías de inteligencia artificial con el reconocimiento del lenguaje natural de los pacientes (estos pueden escribir con faltas de ortografía o con un lenguaje muy informal y coloquial). Básicamente, el paciente escribe cuáles son sus síntomas y la herramienta (tras una serie de preguntas para confirmar los síntomas y la gravedad de los mismos) ofrece un listado de enfermedades y consejos (por ejemplo, a qué especialista acudir) en menos de 5 minutos. La clave de esta herramienta es que se han llevado a cabo ensayos clínicos en el Hospital Clínic de Barcelona y en el Hospital San Carlos de Madrid con más de 1.500 pacientes. Como explicó Óscar García Esquirol, especialista en medicina intensiva y co-fundadador de Mediktor, la principal conclusión de los ensayos es que la herramienta “coincide en un 91,3 por ciento con los diagnósticos realizados por los médicos”. En concreto, se propuso a pacientes (de cualquier edad, género o posible patología) que llegaban a Urgencias que emplearan la herramienta. La comparación entre los diagnósticos de Mediktor y los médicos resultó en una fiabilidad del 91,3 por ciento. Además, al 98 por ciento de los pacientes les parecía una herramienta fácil de emplear.

De todos modos, señaló García Esquirol, el objetivo de esta herramienta no es sustituir a los médicos, “sino ayudar en el triaje y el prediagnóstico, ya que los profesionales pueden recibir un informe antes de ver al paciente o se pueden avanzar pruebas, lo que ayuda a tomar mejores decisiones clínicas”.

Por otro lado, destacó Cristian Pascual, co-fundador de Mediktor, “esta herramienta aprende con cada interacción, y ya se han realizado 1,5 millones de interacciones con usuarios reales”. Según los responsables de Mediktor, esta tecnología ha desarrollado una intuición similar a la de un médico de 40 años de experiencia.

Otras herramientas

En la misma línea de ofrecer herramientas que faciliten la práctica clínica diaria de los profesionales sanitarios, una de las tecnologías que se han presentado en el congreso es NephroFlow. Se trata de una plataforma de software que da apoyo tanto a médicos como a profesionales de enfermería en el prolongado y complejo proceso que deben seguir los pacientes que se someten a diálisis. La aplicación web NephroFlow Manager permite monitorizar y ajustar la medicación durante la diálisis y mientras el paciente está en casa, las sesiones de diálisis en tiempo real y los indicadores de calidad.

También tuvieron su protagonismo las tecnologías relacionadas con el sistema nervioso. En el campo de la neuropatía diabética, la empresa Phi Med presentó NerveCheck Master, un Quantitative Sensory Testing (QST) para diagnosticar fibras nerviosas sensitivas alteradas, una de las complicaciones más habituales de esta enfermedad metabólica.

GAMIFICACIÓN

Matthew Holt, co-presidente de Health 2.0, se mostró convencido, durante una de las sesiones principales, que “las nuevas tecnologías ayudarán a los clínicos a tomar mejores decisiones”. En opinión de Holt, hay que pasar de una concepción de que “se atiende al paciente en un determinado momento”, a una concepción en la que “hay que monitorizar y seguir continuamente al paciente, y, en este sentido, las nuevas tecnologías serán de gran utilidad”. Por su parte, Michael Seres, paciente, señaló que es necesario que los profesionales sanitarios y los pacientes trabajen cada vez más en equipo. “Quiero que se me informe y me consulte en cada una de las decisione sque afectan a mi salud”, señaló Seres, que recibió un trasplante de estómago hace unos años.

Una de las estrategias en las que más se está trabajando para empoderar a los pacientes es la gamificación. La start-up catalana Playbenefit presentó Benergy App, que funciona a través de preguntas indirectas al usuario para plantear retos en ámbitos como la alimentación, la actividad física, el sueño o el sistema digestivo. Estos retos van acompañados de vídeos, audios o cómics elaborados por profesionales de la salud para mejorar los hábitos y la salud.

Twitter
Suplementos y Especiales