Farmaindustria recuerda que el peso de los oncológicos en el gasto es sólo del 2,7%

La patronal pide buscar fórmulas flexibles que reconozcan el valor de la innovación y faciliten el acceso
Herramientas
Madrid
|
h
|

Siempre que se plantea el debate sobre las innovaciones en el campo de la oncología, el precio de las mismas y su impacto en los sistemas sanitarios son algunas de las barreras a las que suelen apuntar los expertos. Sin embargo, hasta ahora, o al menos eso dicen las cifras, el impacto está siendo reducido. Así lo puso de manifiesto José Ramón Luis-Yagüe, director de relaciones con las comunidades autónomas de Farmaindustria, durante su ponencia en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), con motivo del Día de la Innovación en Cáncer. “Cuando se habla del precio de estas innovaciones es necesario observar la evolución del gasto farmacéutico en el país”, apuntó. Así, dijo, “cuando uno analiza los datos se observa que el gasto en oncología representa tan sólo el 2,7 por ciento del gasto farmacéutico total, y esta cifra se ha mantenido estable en los últimos años”.

Sin embargo, está claro que son numerosas las innovaciones que están por llegar y, por ello, es necesario comenzar a trabajar para adoptar fórmulas innovadoras que permitan facilitar su acceso. “Desde la industria siempre abogamos por buscar fórmulas flexibles que reconozcan el valor de la innovación y que faciliten el acceso a estas terapias”, explicó. Y es que, según el director de relaciones con las comunidades autónomas de la patronal innovadora, actualmente existen 1.800 moléculas que están siendo investigadas en el campo de la oncología y, entre ellas, “podremos encontrar tratamientos completamente disruptivos”.

En este sentido, Pilar Garrido, jefe del Servicio de Oncología Médica y de la Unidad de Cáncer de Pulmón del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, recordó que las últimas previsiones realizadas apuntan a que el mercado oncológico alcanzará los 173.000 millones de dólares en 2020, lo que plantea, dijo, “la necesidad de abordar el reto de la sostenibilidad de los sistemas; es fundamental”. Aquí, se hace fundamental el uso correcto de las nuevas tecnologías, así como un correcto uso de los datos. “ Uno de los retos a los que nos enfrentamos es el de saber gestionar los datos de forma correcta, afrontar el Big Data”, señaló. Para ello, Garrido aseguró que uno de los pasos fundamentales es la interoperabilidad de la Historia Clínica Electrónica que, dijo, se presenta como un punto fundamental para poder intercambiar datos y avanzar en el abordaje de estas patologías.

En el mismo sentido se pronunció Eduardo Díaz-Rubio, vicepresidente de la RANM. “A día de hoy no podemos comparar datos entre hospitales; y es necesario disponer de resultados y conocer qué es lo que está pasando en el mundo real; tenemos que conocer cuáles son los resultados”. En definitiva, dijo, “se trata de ser más eficaces y eficientes”.

Así, Díaz-Rubio quiso destacar la importancia de potenciar los trabajos en red en el campo de la oncología. Un punto de vista compartido por Luis-Yagüe, que llamó a una mayor colaboración entre todos los agentes para avanzar en este sentido. “Tenemos que trabajar para favorecer los trabajos en red, aumentar las colaboraciones con autoridades y mundo académico y fomentar las plataformas colaborativas donde participen investigadores básicos y clínicos”.

Por último, Jesús Fernández Crespo, director del Instituto de Salud Carlos III recordó que actualmente tan sólo el 16 por ciento de las innovaciones investigadas consiguen llegar al mercado y, las que llegan, dijo, lo hacen en un total de 15 años. En este sentido, el director de este organismo llamó a trabajar de forma colaborativa para lograr reducir los tiempos de entrada en el mercado y aumentar así el número de innovaciones que puedan aportar mejoras significativas a los pacientes.

Twitter
Suplementos y Especiales