El decreto de prescripción enfermera echa “más leña al fuego” del 20-D

Tildan a la normativa, sin publicar en el BOE, de ser una “auténtica chapuza jurídica” sin precedentes
Herramientas
|
20 nov 2015 - 16:00 h
|

Esta semana se cumple un mes desde que el Gobierno aprobó el decreto de prescripción enfermera. Una normativa por la que el colectivo esperó más de seis años. Finalmente, el Consejo de Ministros del 30 de Octubre le dio el visto bueno, sin el consenso de la profesión enfermera. Lo curioso es que tras las amenazas que mantiene enfermería de la huelga competencial por la “transformación de última hora” de este texto, el decreto todavía no ha visto la luz en el BOE, algo insólito para la profesión, reflejo de los “errores cometidos por el PP”, explica el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado a GM.

Mientras esperan, los enfermeros han mantenido todo tipo de encuentros con comunidades autónomas, partidos políticos, profesionales, etcétera. Reuniones que están sirviendo para que se sumen más opositores a esta nueva situación que otorga la ley a enfermería. Queda ahora por descubrir si con las comunidades del PP corren la misma suerte.

Los abogados y expertos en comunicación de la organización colegial de enfermería y el Satse, se reunieron también para ultimar las distintas acciones jurídicas y de comunicación que se van a poner en marcha. Reforzar las campañas, mediante la mejora de los mensajes, nuevas iniciativas informativas y las operaciones judiciales oportunas son las acciones que quedan en el horitzonte.

Comunidades ‘rebeldes’

En su periplo por las autonomías, la Mesa de la Profesión Enfermera (MEE) ha encontrado apoyos en muchas zonas del territorio nacional. Es el caso de Navarra, a quien visitaron la semana pasada. En el encuentro, el consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, aseguró que su departamento “no considera oportuno” aplicar el decreto en tanto “no se solvente el actual conflicto de competencias” entre colegios profesionales de médicos y enfermeras. Domínguez rechaza este decreto y ha adelantado que el departamento de Salud “si fuera necesario, dictará las normas oportunas para evitar que dicho conflicto acabe afectando a la calidad de la atención ciudadana”. A su juicio, el nuevo texto “no responde” a los criterios aprobados por el Consejo Interterritorial ya que “fue modificado a última hora por el titular del ministerio de manera unilateral y defiende que el escrito debería haber sido refrendado “nuevamente” por el Interterritorial.

Asimismo, los representantes de MEE han alertado de la situación especial que se producirá en Andalucía cuando se publique el nuevo RD. Según recuerdan, la Junta fue pionera en legislar sobre la actuación de los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica. De este modo, aunque el consejero sanitario, Aquilino Alonso, es consciente de que el decreto entrará en conflicto con su normativa, asegura que hará lo oportuno para impedir dar marcha atrás.

En esta misma línea, consejeros como Guillermo Fernández Vara en Extremadura, Jesús Fernández en Castilla-La Mancha, el catalán Boi Ruiz, junto a Jon Darpón en País Vasco, María Luisa Real en Cantabria o Patricia Gómez Picard en Baleares, han expresado al unísono su preocupación por esta normativa. De hecho, algunos no descartan recurrir el decreto en cuanto el BOE le de salida. Los responsables consideran que esta nueva situación que se les da a los enfermeros empeorará la asistencia de los pacientes, ya que aumentará la carga de trabajo entre los clínicos. Además, advierten al Gobierno de que esta situación refuerza el enfrentamiento que ya existía entre colegiaciones médicas y enfermeras y se podría trasladar a la práctica clínica.

Otra comunidad que también apoya a la MEE es la Comunidad de Madrid, tal y como ha asegurado el presidente del CGE, que añade que tanto la presidenta Cristina Cifuentes como el Consejero Jesús Sánchez Martos, comparten inquietudes contra el texto.

Y aunque todo parezcan recelos, también hay armonía con esta normativa. La Organización Médica Colegial (OMC), durante su Asamblea General acordó que le parece acertada la redacción definitiva, ya que reconocen que se han recogido las propuestas de la profesión médica. Asimismo, considera que queda perfectamente delimitado el campo de actuación y competencias de ambas profesiones respecto a las responsabilidades de médicos y de enfermeras.

Se acerca el 20-D

En la trastienda política, ya lo avisaron los responsables enfermeros y así lo están haciendo. Su intervención en la esfera electoral avanza.

Podemos ha sido la última formación en sumarse a la causa enfermera en contra del decreto de prescripción. Como adelanta González Jurado han asegurado que no compartirán esta normativa, y estudiarán si es posible impugnarla, tras su publicación en el BOE.

En el País Vasco, el PNV ha mostrado su apoyo a MEE en su pretensión de cambiar el texto normativo. De esta manera, avanzaron que el Gobierno Vasco recurrirá el decreto por entender que perjudicará a los profesionales y a los pacientes. De hecho, la intención es presentar un recurso al Tribunal Supremo pidiendo la suspensión del Real Decreto.

Por su parte, el portavoz de Sanidad de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Daniel Álvarez considera que la modificación de última hora por parte de Sanidad puede dar lugar a “dificultades en la práctica clínica diaria”, por ello espera que el Gobierno “rectifique y reflexione” sobre el mismo.

Aunque pendientes aún de un encuentro con el responsable del Partido Socialista, la Mesa Estatal de Enfermería se citó con la secretaria general de Sanidad, María José Sánchez Rubio, quien tachó de nefasto el texto y consideró de irresponsabilidad el cambio en la esencia del texto. Una de las cuestiones que el PSOE contempla en su programa electoral, publicado la semana pasada, es precisamente dar un nuevo giro a esta normativa.

Pedro Sánchez,
secretario general del PSOE

Según el programa
electoral, los socialistas apuestan por una nueva regulación que potencia nuevos roles para los profesionales de enfermería en el SNS.

Andoni Ortuzar, presidente del PNV

Los nacionalistas apostarán por presentar un recurso
al Supremo pidiendo la suspensión del RD. Consideran
que el PP quiere que
enfermería “vuelva a las catacumbas”.

Albert Rivera,
presidente de Ciudadanos

Desde Ciudadanos consideran que el texto puede potenciar las diferencias que existen entre médicos y enfermeros y están abiertos a modificar la normativa.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos

La coalición que lidera Pablo Iglesias estudiará recurrir el decreto cuando lo publique el BOE. Consideran que es un texto que no favorece al colectivo enfermero y se comprometen a apoyar cualquier cambio.

Twitter
Suplementos y Especiales