El estancamiento del desempleo abre nuevos horizontes para los profesionales

Arabia Saudí demanda médicos, mientras que en las islas británicas las ofertas se centran en enfermería
Herramientas
|
12 feb 2016 - 16:00 h
|

Las perspectivas laborales de los profesionales sanitarios han ido cambiando en los últimos tiempos. Si hace años hablar de paro médico o enfermero era algo residual, ahora es una tendencia que va en aumento. A pesar de que las comunidades autónomas van remontando la situación convocando Ofertas de Empleo Público (OPEs), el fantasma de la precariedad laboral sigue ensombreciendo a ambos colectivos.

Según datos de la ‘Encuesta sobre la Situación Laboral de los Médicos en España’ de la OMC, que publicará los nuevos resultados en las próximas semanas, la media de contratos firmados en el último año asciende a 4,67, y entre aquellos que actualmente están desempleados a 7,35. A esto se suma que el 27 por ciento de los médicos en desempleo no están apuntados al paro, creando una gran bolsa de paro sumergido no contabilizado. El 20 por ciento de los facultativos está sin empleo desde hace más de un año.

En este contexto, la Oficina de Promoción de Empleo Médico (OPEM) de la OMC está dedicada desde hace dos años a asesorar a los demandantes de empleo y a filtrar las ofertas laborales, tanto nacionales como internacionales, para garantizar su calidad y paliar la inestabilidad y precariedad laboral. Además, están impartiendo jornadas de formación sobre las herramientas para la búsqueda de empleo. La última tuvo lugar en el Colegio de Médicos de Madrid donde la experta en RR.HH. y Talento de la OPEM, Concepción Sánchez, comentó que el objetivo a largo plazo es revertir la situación y proponer a los españoles que están trabajando en el extranjero ofertas laborales en España.

Mientras esperan esta vuelta de tuerca. los países demandan cada vez más profesionales nacionales. Es el caso de Arabia Saudí que ha solicitado más de 40 plazas para médicos de diferentes especialidades en la ciudad de Riyadh. El país precisa de especialistas en urgencias (a través de medicina de familia), medicina interna, nefrología, pediatría, ginecología, radiología, anestesiología, análisis clínicos, oftalmología, ortopedia y trauma, reumatología y cardiología. Entre las condiciones contempladas para estos puestos de trabajo de dos años de duración destaca un salario comprendido sobre los 8.000 euros de media en la categoría especialistas senior y entre 10.000 y 16.000 euros para consultores sanitarios. La oferta incluye alojamiento, seguro médico, gastos de escolarización o chófer, entre otras.

Asimismo, Sánchez asegura que las preferencias de los médicos españoles que se plantean emigrar se reparten entre Reino Unido, un 30 por ciento; Francia, un 16 por ciento; Brasil, siete por ciento; Alemania, seis por ciento; Suecia, cinco por ciento; e Irlanda, con un cuatro por ciento.

Como asegura Sánchez, la oficina ha gestionado la incorporación laboral de 65 y 80 profesionales desde su puesta en marcha. Desde que comenzó su andadura a principios de 2014, han gestionado más de 2.000 ofertas de trabajo.

Enfermería

Por su parte, enfermería no tiene un panorama mucho más optimista. Como explica Blanca Pedrera, responsable del programa Empleo y Emprendimiento, una iniciativa impulsada por el Consejo General de Enfermería, en los últimos cinco años el paro enfermero ha llegado a alcanzar un incremento de hasta casi el siete por ciento, “mientras que el paro en los médicos nunca ha sufrido un incremento mayor del uno por ciento”, indica.

Casi 20.000 enfermeros han llegado a estar en paro en los últimos cinco años. No obstante, los datos del Observatorio Enfermero reflejan un leve descenso del desempleo durante 2015. Es verdad que se están convocando algunas oposiciones en España, “pero también es cierto que siguen saliendo muy pocas plazas”, asegura.

Como explican desde el CGE, Reino Unido sigue siendo el país que más enfermeras españolas demanda. No obstante, hay algo que ha cambiado, y es que desde el pasado mes de enero, las enfermeras procedentes de países de habla no inglesa que van a trabajar allí deben acreditar un nivel C1 en el International English Language Testing System (ILTS). “Es un requisito necesario para registrarse en el órgano regulador de la profesión de Reino Unido, el Consejo de Enfermeras y Matronas (NMC), lo cual es obligatorio para acceder al mercado de trabajo británico”, asegura Pedrera. Eso hace más difícil que las enfermeras puedan trabajar allí ya que, si bien en los procesos de selección superan de sobra todos los requisitos profesionales, a menudo el escollo se encuentra en la prueba de idioma.

Por otro lado, en los últimos meses se ha notado también un incremento de la demanda en Irlanda, ya que allí resulta muy caro formar enfermeras y prefieren contratarlas procedentes de otros países, como España. En este momento, Irlanda está demandando 50.000 enfermeras para hospitales públicos y 20.000 para hospitales privados. Y Suecia, por ejemplo, quiere incorporar unos 6.000.

En este sentido, el programa Empleo y Emprendimiento ha registrado en los últimos meses a unos 3.500 enfermeros. De ellos, de septiembre a diciembre de 2015, 89 han encontrado trabajo a través de esta herramienta.

España: Castellano (Máximo 2 páginas) incluir fotografía.

Reino Unido: Inglés (entre 2-5 páginas) sin fotografía.

Francia: Francés (entre 2-5 páginas) incluir fotografía.

Suiza: Inglés o francés (entre 2-5 páginas) incluir fotografía.

Dinamarca: Inglés (entre 2-5 páginas) sin fotografía.

Alemania: Alemán o inglés (entre 2-5 páginas) con fotografía.

Twitter
Suplementos y Especiales