INNOVACIÓN/ Es una nueva técnica patentada para corregir el ‘pectus excavatum’

El Hospital de Sabadell inicia un ensayo con “Taulinoplastia”

Este método de cirugía torácica permite implantar un dispositivo para toda la vida
Herramientas
|
20 jul 2012 - 19:00 h
|

El Hospital de Sabadell (Barcelona), centro de la corporación sanitaria Parc Taulí, ha recibido la autorización de la Agencia Española del Medicamento (Aemps) para iniciar en los próximos días el ensayo clínico de una nueva técnica quirúrgica pediátrica que corrige el ‘pectus excavatum’, una deformación congénita de la cavidad torácica que se caracteriza por el hundimiento del pecho en la zona del esternón y afecta a uno de cada 500 nacidos (seis niños por cada niña).

La investigación, desarrollada durante cuatro años por el equipo de Carles Bardají i Pascual, con el soporte de la Fundació Parc Taulí, ACC1Ó, Fundació Barnola y Obra Social de Caja Navarra, ha sido patentada con el nombre de “Taulinoplastia” y supone “un salto cualitativo importante en la corrección de esta deformación torácica”, la más frecuente entre niños y jóvenes (el 95 por ciento de los casos), que pueden desarrollar problemas cardiopulmonares graves y complejo físico y psíquico.

La ‘Taulinoplastia’ se caracteriza por ser una intervención mínimamente invasiva que disminuye el tiempo de recuperación del paciente, las molestias y el coste sanitario.

En el ensayo participarán ocho pacientes españoles de entre 4 y 20 años, a los que se tratará de elevar el hundimiento del tórax mediante una placa (denominada Pectum Plate y construida por la empresa catalana BVentura Engineering and Precision Components) que se aloja fuera de la cavidad torácica y que se fija con un tornillo de potencia al esternón y a las alas laterales del dispositivo, que al ser más reducido se puede dejar colocado durante toda la vida, a diferencia de lo que ocurre con la técnica de Nuss.

Cirugía abierta y Nuss

En concreto, en la actualidad se corrige quirúrgicamente mediante cirugía abierta (toracoplastia de Ravitch-Welch-Sulamaa), o con mínimamente invasiva a partir de la colocación de una barra de Nuss (toracoplastia percutánea videoasistida de Nuss).

La primera es la más dolorosa y deja importantes cicatrices en el pecho del paciente. La de Nuss es un procedimiento basado en introducir una barra metálica entre el corazón y el esternón para reparar la deformidad. La mayoría de los hospitales realiza la cirugía abierta, si bien en el Hospital de Sabadell adoptaron la cirugía mínimamente invasiva como primera opción de manera rutinaria.

Ahora, esperan tener resultados del estudio clínico en los próximos meses, y está previsto que el nuevo dispositivo se comercialice a partir del próximo año. Según estima el equipo de Bardají, en el Hospital de Sabadell se podrán beneficiar de él una veintena de pacientes pediátricos cada año, y otros 200 casos más en el resto del país. También esperan que su uso pueda extenderse a adultos afectados por la enfermedad.

Twitter
Suplementos y Especiales