“En España no hay suficientes inmunólogos en los hospitales”

Con la troncalidad desaparecerían las competencias clínicas de estos profesionales
Herramientas
|
10 jul 2015 - 15:00 h
|

La inmunología tiene por delante unos años decisivos. En la última década los avances “han sido espectaculares”, comenta el presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), José Ramón Regueiro, al tiempo que repasa grandes hitos como el gran salto que ha dado la inmunooncología.

En mitad de toda esta revolución innovadora, los profesionales son conscientes del peso que tiene la especialidad en todas las áreas clínicas, porque, como asegura Regueiro “la inmunología es una especialidad muy transversal, y afecta a muchas patologías”. Sin embargo, parece que la escasez de especialistas en muchos hospitales está haciendo mella. “Nos parece un error renunciar a que participe un inmunólogo en la práctica clínica”, una cuestión que a su juicio está vulnerando la Ley General de Sanidad, que destaca que alrededor de cada patología deben reunirse los expertos en salud para su mejor prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

En este sentido, Regueiro advierte de que la dotación de estos especialistas en el SNS no es equitativa, por lo que haría falta al menos un inmunólogo en cada hospital secundario y un servicio de inmunología en cada hospital terciario, “algo que en España no se está cumpliendo”. De hecho, en las unidades de trasplantes tampoco hay inmunólogos, y según el protocolo se requiere de estos especialistas para todo el proceso de trasplante.

A pesar de que esta problemática ya se ha trasladado al ministerio, de momento no hay solución. De hecho, con los recortes, “hay servicios donde se han pedido residentes que no han sido asignados todavía”, explica.

Troncalidad

Asimismo, la formación en inmunología es otra de las cuestiones que más preocupa a los especialistas. Y es que a la escasez de estos profesionales en los hospitales se suma el hecho de que con el Real Decreto de Troncalidad acaben desapareciendo los especialistas de la práctica clínica. Tal y como apunta Regueiro, uno de los riesgos que acarrea el decreto es incluir a la especialidad en el tronco de laboratorio. “Es una catástrofe reducir a dos años el periodo específico, ya que al meterlo en el tronco de laboratorio, desaparecen las competencias clínicas, es decir, la atención directa a pacientes”.

Esta preocupación se tradujo hace unos meses en el recurso que interpusieron ante el Supremo contra el real decreto. De momento, siguen a la espera de la resolución, pero el presidente de la SEI confía en que “ el tribunal tenga sensibilidad con los objetivos de los pacientes con enfermedades de base inmunológica, que además cada vez son más”.

Europa

El panorama en Europa no sería más esperanzador, ya que de no ampliarse el periodo específico, se incumpliría la directiva comunitaria 2005/36 que regula que hace falta un plazo mínimo de cuatro años para formar en inmunología, y los especialistas verían muy perjudicada su libre circulación en Europa, es decir, no serían contemplados como inmunólogos por la mayor parte de los países europeos.

De momento, tal y como reconoce Regueiro, la respuesta por parte del ministerio de Sanidad a la propuesta del doble itinerario formativo ha sido infructuosa. En general, reconoce que el ministerio ha sido muy rígido y no ha aceptado contemplar más plan que el que tenía previsto en la normativa, “y esto afecta tanto al PSOE como al PP, así que esperamos que se produzca un cambio político, y los que vengan detrás tengan un poco más de seguridad y compromiso con los pacientes”.

A la espera de buenas noticias, parece que los retos que tiene por delante tanto la sociedad como la especialidad parecen claros. Por un lado, procurar que todas las personas que necesiten un experto en inmunología lo tengan, tanto en el ámbito de la sanidad, como la educación e investigación. Y por otro lado, divulgar los avances que ha tenido la inmunología en los últimos años y seguir trabajando en nuevos campos, “porque están impactando mucho en la vida diaria”.

Twitter
Suplementos y Especiales