La AP española
es la tercera más accesible de la UE

España es el país en el que los pacientes están más satisfechos con su médico de familia de Europa
Herramientas
|
11 dic 2015 - 16:00 h
|

España es el tercer país de la Unión Europea (UE) —tras Eslovenia y Dinamarca— en el que el acceso de los pacientes a la atención primaria es mejor (ver gráfico), tal y como se desprende en el libro recientemente publicado ‘Construyendo la Atención Primaria en una Europa cambiante’, un proyecto cofinanciado por la Comisión Europea y respaldado por la Organización Mundial de la Salud, de manera conjunta con el Foro Europeo para la Atención Primaria.

De los 21 países de los que estos investigadores cuentan con datos, solo seis tenían desigualdades bajas en relación con la disponibilidad geográfica de los servicios de atención primaria y en muchos de ellos hay escasez de centros de salud. Otro aspecto importante que requiere de mejoras es el acceso a los profesionales del primer nivel a través de visitas a domicilio, consultas mediante el correo electrónico o uso de algún otro sistema, que varía mucho en toda Europa. La percepción de la accesibilidad por parte de los pacientes es otro de los aspectos que se tiene en cuenta. Tras considerar todas estas características de acceso a la AP, los investigadores concluyen que solo los pacientes de Eslovenia, Dinamarca, España, Reino Unido, Países Bajos, Polonia, República Checa, Portugal, Hungría y Lituania tienen una accesibilidad relativamente alta a la primaria. Por el contrario, el acceso es bajo en Irlanda, Luxemburgo, Turquía, Francia, Grecia, Chipre, Bélgica, Bulgaria, Letonia, Malta y Suiza. En el resto de países, se considera medio.

El tamaño de los cupos del médico de familia en Europa se sitúa en 1.685 pacientes. Los facultativos que cuentan con un número más alto de pacientes son los de Turquía (3.687), Malta (2.500), Países Bajos (2.322) y Eslovaquia (2.163), mientras que los cupos menores se encuentran en Luxemburgo (500), Bélgica (718), Francia (800), Italia (1.094) y Noruega (1219). España está un poco por debajo de la media europea, con 1.500 pacientes aproximadamente por facultativo.

Por otro lado, el informe recoge que el 85 por ciento de los pacientes en Europa están satisfechos con la relación con su médico de AP y confían en él. El país en el que menos contentos están es en Suecia (solo el 55 por ciento de los ciudadanos lo están), seguido de Lituania y Países Bajos (70 por ciento en ambos casos). En España la satisfacción con el médico de AP es del 95 por ciento, la más alta de Europa.

En relación con las prestaciones, este informe recoge que los servicios de AP son más completos en Lituania, Noruega, Bulgaria, Bélgica, Reino Unido, España, Finlandia, Suecia, Portugal y Francia. Sin embargo, el perfil es menor en Eslovaquia, Italia, Grecia, Chipre, Rumania, Hungría, Polonia, Países Bajos, Eslovenia, República Checa y Austria. El resto se encuentran en una posición intermedia en este ámbito.

Como conclusión, el libro subraya que los principales obstáculos para el acceso están relacionados con la escasez de médicos de familia, más perceptible en las zonas rurales que en las ciudades. Asimismo, apuntan a que la igualdad geográfica no es óptima en la mayoría de estados.

Twitter
Suplementos y Especiales