La mutación del gen HPRT1 relaciona Parkinson, Alzheimer y enfermedad de Hungtington

Herramientas
|
10 oct 2013 - 15:00 h
|

Un equipo encabezado por Theodore Friedmann, profesor de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos, ha publicado un estudio que relaciona una mutación genética causante del síndrome de Lesch-Nyhan (una enfermedad neurológica rara) con defectos en el desarrollo neuronal de otros trastornos como el Alzheimer, el Parkinson y la enfermedad de Huntington. Los resultados, publicados en la revista Plos One, proporcionan la primera imagen experimental de cómo los errores de expresión de genes afectan a la capacidad de las células madre para producir neuronas normales, dando lugar a patologías neurológicas, lo que significa que diversos trastornos del neurodesarrollo y enfermedades neurodegenerativas comparten defectos básicos causales.

Según estos expertos, la comprensión de las alteraciones en el síndrome de Lesch - Nyhan podría ayudar a identificar procesos irregulares en otros trastornos neurológicos más comunes, tal vez señalando el camino a nuevos tipos de terapias. Concretamente, el gen identificado en este síndrome y relacionado posteriormente con enfermedades como Alzheimer, Parkinson o Hungtington, es el HPRT1, cuya función esencial es la de ayudar a generar nucleótidos de purina (los bloques de construcción de ADN y ARN). Las mutaciones en este gen dan como resultado deficiencias en la enzima HPRT, que conducen a una expresión defectuosa de dopamina y a la subsiguiente alteración de la función neuronal.

Mediante el uso de células madre embrionarias de ratón modificadas para ser deficientes en HPRT, Friedmann y sus colegas descubrieron que las células no se desarrollan normalmente, sino que funcionan en parte como las neuronas y en parte como las células gliales. Además, los autores de esta investigación señalan que la deficiencia de HPRT provoca una regulación anormal de muchas funciones celulares que controlan importantes mecanismos de funcionamiento y reproducción, replicación y reparación del ADN, además de muchos procesos metabólicos.

“Creemos que las aberraciones neurales de la deficiencia de HPRT son la consecuencia de estos errores metabólicos múltiples combinados”, asegura Friedmann. De ahí que, al estar estas aberraciones presentes también en otros trastornos neurológicos, este investigador concluya que “es casi seguro que HPRT juegue algún papel en la causa de las alteraciones neurológicas en enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, Huntington y otros, lo que los convierte en posibles dianas terapéuticas”.

El trabajo se centrará ahora en analizar y comprender mejor las múltiples vías que causan anormalidades en el cerebro y en el desarrollo de las células del cerebro y en cómo esas vías también se alteran en otros trastornos neurológicos. Esos defectos probablemente no afectan directamente a HPRT, según explica Friedmann, sino que más bien se corresponden “con algunos errores genéticos y metabólicos que se producen como resultado de la deficiencia de HPRT”. Así, una vez que se identifiquen las vías, pueden llegar a ser buenos objetivos para unas terapias más efectivas.

Twitter
Suplementos y Especiales