Herramientas
|
12 dic 2014 - 16:00 h
|

El gasto de las comunidades autónomas en la remuneración de sus plantillas aumentará un 2,24 por ciento en 2015. En conjunto, los servicios de salud destinarán 23.570 millones de euros a recursos humanos, lo que supone un balón de oxígeno para un colectivo especialmente afectado por los recortes durante la crisis económica.

Varios factores justifican este incremento: por un lado, la convocatoria de ofertas públicas de empleo en la mayoría de las regiones; por otro, el pago de una cuarta parte de la paga extra atrasada a los funcionarios como recogen los Presupuestos General del Estado (PGE). Coincide además con un incremento de las partidas para sanidad en la mayoría de las comunidades autónomas, precisamente ahora que se acerca el final de la legislatura para la mayoría de los gobiernos regionales. En mayo tendrán lugar las elecciones locales y autonómicas.

Los fondos destinados a salud y servicios sociales en 2015 muestran siete comunidades en crecimiento cero o por debajo del uno por ciento. A estas regiones se sumaría la Generalitat de Cataluña que podría verse obligada a prorrogar sus presupuestos. El socio de Gobierno de CiU, Ezquerra Republicana de Catalunya, se muestra partidario de esta posibilidad ante la posible convocatoria anticipada de elecciones. En esta situación se encuentra también Navarra. El Ejecutivo de Unión del Pueblo Navarro no ha conseguido apoyos para sacar adelante las cuentas, por lo que continuará tcon las de 2011.El resto presenta incrementos más consolidados.

De momento, se ha roto la evolución negativa que venían registrando las partidas destinadas a salud. El presupuesto de las consejerías crecerá un 4,6 por ciento hasta situarse en 56.7333 millones de euros, según el análisis que ha realizado este periódico de las cuentas autonómicas. El ritmo de crecimiento de los servicios sanitarios autonómicos de las comunidades autónomas resulta más lento. Aumentará un 2,3 hasta alcanzar los 51.700 millones de euros.

Recortes desde 2010

Si finalmente se ejecutan los prespuestos como están previstos para 2015, se producirá un incremento significativo, aunque insuficiente visto la evoluciónde los cinco últimos años. En este lustro, las comunidades autónomas se han visto obligadas a recortar un cinco por ciento las partidas destinadas a sanidad, en comparación con las estadísticas recogidas por el ministerio de Sanidad.

El gasto de sanidad sigue siendo el más importante, en torno al 31 por ciento del total de los presupuestos de las comunidades autónomas, según las úlltimas estimaciones de la patronal Farmaindustria. Baleares, Extremadura y Comunidad de Madrid son las tres regiones que más incrementarán las partidas de sus servicios de salud con aumentos presupuestarios del 10,4, el 6,4 y el 4,6 por ciento, respectivamente. Las mayores inversiones las realizarán las tres grandes comunidades por volumen de población. El Servei Català de Salut tiene previsto en el proyecto de ley un gasto de 8.200 millones de euros, siempre que el Parlament dé el visto bueno. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) contará con 7.763 millones, mientras que el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), con 7.170 millones. Un total de siete comunidades autónomas registrarán crecimientos inferiores al uno por ciento.

Estas cifras de 2015 podrían servir para revertir una tendencia más que negativa en el Sistema Nacional de Salud. Desde 2012 cuando el personal sanitario de las comunidades autónomas alcanzó su máximo apogeo, se ha producido un recorte del 5,6 por ciento en recursos humanos. Las plantillas acumulan en la actualidad 476.689 trabajadores, la cifra más baja desde 2009, primer año que aparece contabilizado en el ministerio de Hacienda.

El establecimiento de la tasa de reposición en el 50 por ciento para 2015 en los PGE frente al 10 por ciento de los años anteriores podría servir también para animar al sector. En los últimos meses comunidades autónomas como País Vasco, Comunidad Valenciana o Castilla y León han presentado OPE, con 484, 900 y 1.100 plazas, respectivamente, mientras que otras como Andalucía han informado en sus presupuestos sobre su propósito de incrementar la oferta de 3.000 plazas anunciada ya durante este mismo ejercicio.

Precisamente, el Servicio Andaluz de Salud es el cuarto que más incrementará el gasto en plantilla. Esta partida ha crecido un 3,3 por ciento. En la actualidad, Andalucía es la región que más invierte en personal sanitario con 4.013 millones de euros. Además de la OPE, la consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, prevé regularizar la situación de los trabajadores eventuales al 75 por ciento con el objetivo de que trabajen y cobren el 100 por cien de la jornada.

Sólo superan a Andalucía: Extremadura, Baleares y Valencia, que presentarán incrementos el próximo ejercicio del 9,6 y el 5,1 por ciento, respectivamente.

Después de Andalucía, la región que más invierte en su plantilla es la Comunidad de Madrid, que destinará 2.917 millones de euros en retribuciones. La región que preside Ignacio González presenta en la actualidad la mayor oferta pública de empleo en todo el país, con 3.571 vacantes para personal sanitario. Pese a la inversión que requerirá la materialización de estas oposiciones, el gasto previsto sólo crecerá un 0,6 por ciento con respecto a 2014. Del mismo modo, la consejería que dirige en la actualidad Javier Maldonado, se encuentra inmersa en un plan para convertir a 5.000 trabajadores eventuales en interinos.

Aparte de la Comunidad de Madrid seis comunidades autónomas muestran un estancamiento en la inversión en recursos humanos. Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Galicia y Navarra no han introducido cambios significativos en sus partidas destinadas a personal para el próximo ejercicio, a pesar de que muchas de ellas se encuentran inmersas en procedimientos para incrementar sus plantillas.

Aumento del gasto farmacéutico

El gasto farmacéutico se situará el próximo año en torno a los 8.500 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 3,5 por ciento con respecto a este ejercicio. El mayor desembolso lo realizará Andalucía, con una inversión prevista de 1.592 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,49 por ciento.

La consejería que dirige Sánchez Rubio presenta uno de los mayores incrementos en comparación con otros territorios, a pesar de las medidas de racionalización incluidas en los últimos años en la región. Canarias y Comunidad de Madrid cosechan mayores crecimientos todavía. Sus fondos para medicamentos subirán un 8,9 por ciento, lo que situará el gasto en 477 millones y 1.033 millones de euros, respectivamente.

El cuarto lugar lo ocupa País Vsco. El departamento que dirige Jon Darpon dedicará a productos farmacéuticos 487 millones de euros, lo que supone un avance del 7,58 por ciento, según las estimaciones de Farmaindustria.

Seis regiones han logrado implementar medidas efectivas para la racionalización del gasto en medicamentos. Asturias reducirá esta partida un 2,9 por ciento; La Rioja recortará un 1,96 por ciento; Aragón, un 1,6 por ciento, mientras que Galicia lo hará un 0,4 por ciento. Baleares y Extremadura, las dos regiones que más han aumentado su presupuesto global, mantendrán estancada este partida. En la misma situación se encuentra Navarra, y muy probablemente Cataluña, por la prórroga impuesta a sus presupuestos.

Los servicios de salud contarán con presupuestos de 51.700 millones, un 2,3
por ciento más que en 2014

El gasto medio en sanidad de las CC.AA, supone un 31 por ciento de los presupuestos globales

Seis regiones registran
un estancamiento
de su inversión en recursos humanos

Cuatro comunidades autónomas prevén reducir
el gasto farmacéutico
para el próximo año

Twitter
Suplementos y Especiales