Los médicos hospitalarios andaluces son los peor pagados de España

Piden que se lleve al interterritorial y se establezcan criterios unificados para todas las comunidades
Herramientas
|
28 ago 2015 - 15:00 h
|

Andalucía es la comunidad autónoma que peor paga a sus médicos de hospital. Concretamente, en el año 2014 las diferencias de salario en día laborable fueron de 11,14 euros por hora —el 72,01 por ciento— entre lo que cobran los médicos andaluces —en último lugar, recibiendo 15,47 euros por hora— y los médicos de Murcia, que son los que recibieron un sueldo por hora mayor —26,61 euros— (ver tabla). En cuanto a la media nacional, se sitúa en los 21,84 euros la hora, por lo que el salario en Andalucía está 6,37 euros a la hora por debajo —un 41,21 por ciento inferior—. Así se desprende del informe ‘Diferencias retributivas de los Médicos de Hospital Españoles en 2014 y recortes desde 2009’, elaborado por el Centro de Estudios CESM del Sindicato Médico de Granada.

Estos importes son brutos, y teniendo en cuenta que el IRPF es progresivo, pueden ir directamente a Hacienda mediante la correspodiente retención de entre el 30 y el 50 por ciento de los ingresos totales. De esta forma, la retribución neta por hora puede quedar en 8,47 euros en el caso de la mínima y la máxima en 15,33 euros.

El vocal nacional de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC), Vicente Matas, explicó a GM que, efectivamente y “por desgracia”, Andalucía es la comunidad en la que el salario de los médicos es más bajo. En este sentido, el vocal de Hospitales del Sindicato Médico Andaluz, Rafael Carrasco, señaló que, en general, las retribuciones de los médicos en la región son más bajas que en el resto de España, con diferencias en algunos casos no muy llamativas y en otros bastante considerables, tanto en el caso de las guardias como en el salario global.

En esta línea, Carrasco agregó que en las retribuciones que publica el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para el año 2015, el sueldo base de un médico son 1.109 euros, y a eso hay que añadirle los complementos, que varían según la persona, mientras que en otras comunidades funciona de manera diferente. “Esto es importante, porque no es lo mismo cobrar a base de complementos que en sueldo “, recalcó.

El vocal de Hospitales insistió también en que, según los datos que maneja el sindicato, el salario de los médicos en Andalucía está por debajo de la media y, además, se trata de un colectivo mal pagado en la región en el que quienes consiguen ganar un poco más, lo hacen a base de complementos, de guardias y de trabajar un número de horas por encima de lo habitual.

Ambos portavoces coinciden en la necesidad de que, ya que el sistema sanitario público es global, aunque los servicios de salud sean distintos, y teniendo en cuenta que un facultativo puede pedir el traslado de una comunidad a otra, los salarios percibidos sean iguales o muy similares en cuanto a antigüedad y carrera profesional.

Para Matas, no hay ninguna razón objetiva que justifique unas diferencias tan grandes. “La diferencia es escandalosa” entre, por ejemplo, Andalucía y Murcia. Así, apuntó a que el objetivo de los facultativos es denunciar esta situación y esperar a ver si en algún momento se lleva este tema al Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud para que las distintas consejerías se pongan de acuerdo y unifiquen los salarios que, si bien no tienen que ser exactamente iguales en todo el territorio, no deberían ser tan diferentias y tendrían que basarse en criterios objetivos.

Recortes

A nivel general entre los médicos españoles, los recortes directos que han sufrido desde el año 2009 llegan —según el mismo informe— hasta más de 9.800 euros al año (12,9 por ciento) que, sumados a otros recortes indirectos, incrementos de impuestos, inflación y otros aspectos han supuesto perdidas de poder adquisitivo que superan el 20 por ciento en casi todos los casos y que en ocasiones llegan a superar el 35, lo que traducido a euros equivale hasta 20.000 euros al año de pérdida de poder adquisitivo.

En el caso concreto de los médicos jóvenes que están sufriendo las contrataciones a tiempo parcial (al 75 por ciento o menos), las pérdidas de poder adquisitivo han superado el 50 por ciento.

También en este caso, la comunidad andaluza fue “una de las pocas” en las que se generalizaron los contratos a tiempo parcial del 75 por ciento, incidió Matas, pues, aunque es cierto que en otras también hay contratos a tiempo parcial, están justificados, mientras que en el caso andaluz lo eran todos, aunque se tratase de sustituir una jubilación y el médico contratado tuviese que cubrir el cupo completo, además de la posibles bajas por enfermedad de compañeros, etcétera.

Desde la consejería —continúa Matas— prometieron que los contratos iban a ser al 100 por cien y, aunque es verdad que algunos facultativos han pasado al 100 por ciento de la jornada, sigue habiendo “muchísimos” todavía al 75 y se siguen haciendo contratos nuevos con este porcentaje.

Tanto Matas como Carrasco confían en que se sigan produciendo mejoras en los próximos años, ejemplo de ello es que en 2015 recibieron la parte de la paga extra que no se les había abonado en 2014 y que, según ha prometido la consejería, recibirán a principios de 2016 el 25 por ciento de la de 2012 que no han recuperado todavía.

No hay ninguna razón objetiva que justifique unas diferencias tan importantes entre regiones

Los recortes desde 2009 llegan a ser de más de 9.800 euros al año en el salario de cada médico

Twitter
Suplementos y Especiales