Los presupuestos de las AA.PP. acercan el gasto sanitario a cifras de 2006

Las partidas de salud se situarían por debajo de los 60.000 millones por primera vez en 10 años
Herramientas
|
06 mar 2015 - 16:00 h
|

El gasto sanitario público podría haber descendido de los 60.000 millones de euros por primera vez desde 2006.A falta de conocer su ejecución, los presupuestos de las Administraciones Públicas (AA.PP) y la Seguridad Social para 2014 dedican a salud 58.644 millones de euros. Si estas cifras se cumplieran, se produciría una caída cercana al siete por ciento con respecto a las previsiones del Ministerio de Hacienda para 2013.

En 2015 se produciría un repunte a la espera de conocer las partidas de los entes locales. Gobierno, comunidades autónoma y Seguridad Social presentan mejoras, pero no resultarían suficientes para rebasar otra vez la barrera de los 60.000 millones de euros.

Los datos prespuestarios vendrían a agravar el desplome que ha sufrido el gasto sanitario en el periodo comprendido entre 2009 y 2013. Las Administraciones han recortado casi 10.000 millones de euros en sus partidas destinadas a sanidad en estos cuatro años. En concreto, en 2013 destinaron 63.006 millones, un 13,6 por ciento menos que en 2009, cuando el desembolso público en salud alcanzó su máximo histórico, según las cifras del ministerio de Hacienda en el informe ‘Avance de la actuación económica y financiera de las Administraciones Públicas’.

Las cifras de 2013 muestran de momento una desaceleración de la caída. Ese año, las partidas destinadas a salud decrecieron un 2,3 por ciento. El ejercicio anterior se había producido el principal recorte, justo cuando el Gobierno decidió la aprobación del Real Decreto 16/2012, medida estrella de la anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, para garantizar la sostenibilidad del sistema. El gasto descendió entonces un 6,9 por ciento.

Ajustes en las comunidades

Los mayores ajustes se han llevado a cabo en los servicios de salud de las comunidades autónomas que aglutinan en la actualidad un 92 por ciento del gasto. El ocho por ciento restante se lo reparten la Administración central, la local y la Seguridad Social. Durante estos cuatro años, el desembolso regional en sanidad se ha visto reducido un 13,1 por ciento hasta situarse en 57.961 millones de euros. La Administración central presenta una evolución ascendente, aunque insuficiente para contrarrestar las dificultades económicas que han venido padeciendo las comunidades autónomas. El Gobierno dedicó a salud 2.760 millones de euros, lo que supone un 3,1 por ciento más que el año anterior, mientras que la Seguridad Social mantuvo las partidas de 2012.

Los presupuestos de 2014 y 2015 dificultan un cambio de tendencia a corto plazo. En 2014, los gobiernos regionales asignaron 53.052 millones de euros a sanidad. La ejecución de las partidas determinará si se ha producido un cambio de tendencia. El pasado año, las consejerías de Sanidad dispusieron finalmente de casi 4.800 millones de euros más de lo inicialmente previsto, por lo que aún podrían producirse cambios.

El ejercicio 2015 muestra al menos una mayor predisposición al gasto. Las autonomías prevén dedicar a salud 53.839 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,5 por ciento con respecto al año pasado.

Las rebajas presupuestarias estos años han provocado una menor presencia de la sanidad en la economía nacional. Si en 2009 el gasto en salud representaba un 6,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), en 2013 se situó en el seis por ciento. Las previsiones del Gobierno indican que en estos dos últimos años se ha agudizado esta pérdida de peso. En 2014 año se habría situado en el 5,9 por ciento y en 2015 en el 5,7 por ciento, según el Plan de Estabilidad que remitió el Gobierno a la Comisión Europea. Los grupos de la oposición y especialistas en economía de la salud ya han advertido de que estas cifras hacen insostenible el SNS y han reclamado medidas que garanticen el gasto sanitario para los próximos años (ver GM nº545).

Aumento del déficit

Otro de los problemas derivados de la crisis económica es el incremento del déficit de las Administraciones Públicas. La Seguridad Social y las mutuas han visto como se ha disparado en 2013 alcanzar los 11.945 millones de euros, lo que significa un incremento del 32 por ciento con respecto a 2012.

El déficit se ha agudizado en tres años. En 2010, estas instituciones presentaban un superávit de 1.104 millones de euros, aunque ya se había producido una merma considerable con respecto a 2009, con una caída del 83,4 por ciento.

58.644
Millones de euros

han presupuestado las Administraciones Públicas y la Seguridad Social para 2014. A falta de conocer la ejecución presupuestaria, el gasto sanitario se situaría por primera vez desde 2006 por debajo de los 60.000 millones de euros.

53.052
Millones de euros

es el presupuesto que han destinado las comunidades autónomas a sanidad el año pasado. En 2015 se percibe una mayor predisposición al gasto en los gobiernos regionales. Por su parte, los entes locales asignaron 640 millones a salud en 2014.

3.489
Millones de euros

es la cuantía económica que la Administración Central ha presupuestado para salud en 2014. En 2015, destinará a esta partida 3.542 millones de euros. Para la Seguridad Social ha previsto 1.459 millones para el año pasado y 1.483 millones para el actual.

Twitter
Suplementos y Especiales