Macitentan se postula como punto de inflexión en HAP

Herramientas
|
06 feb 2015 - 16:00 h
|

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) es una enfermedad rara que sólo afecta a 15 de cada millón de personas. Se trata de una patología que no se puede curar y que, en sus estadíos finales, requiere un trasplante pulmonar. Tras años en los que los clínicos debían conformarse con administrar medicamentos que ayudaban a los pacientes a soportar un poco más algunos esfuerzos, un fármaco ya aprobado por la Agencia Europea del Medicamento, y que se encuentra a la espera de precio y reembolso en España, promete cambiar el panorama del tratamiento de la patología. Se trata de macitentan (Opsumit, de Actelion), un nuevo antagonista dual de los receptores de la endotelina indicado para el tratamiento a largo plazo de la HAP (en monoterapia o en combinación) en pacientes adultos en clase funcional II o III de la OMS.

Ésta ha sido la principal conclusión de la 18a Reunión Conjunta de Invierno de las Áreas de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Como explica Javier Gaudó, del Servicio de Neumología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y moderador de la reunión, el estudio Seraphin, un trabajo de fase 3 frente a placebo publicado en agosto de 2013, señala que “este fármaco reduce la morbimortalidad en un 45 por ciento a los 3,5 años”. Unos resultados que, según este experto, suponen un punto de inflexión en el tratamiento de la HAP.

“Hasta ahora, los estudios con prostaciclinas evaluaban la eficacia de los fármacos hasta 18 semanas y se centraban en cuántos metros más podía caminar el paciente, así que hacían falta estudios a largo plazo y que evaluaran la morbimortalidad”, comenta este experto. Además, según datos del estudio Seraphin, “macitentan también reduce los reingresos hospitalarios”.

Asimismo, el arsenal terapéutico para esta patología se amplía con otro fármaco novedoso. En la reunión también se comentaron los buenos resultados de riociguat (Adempas, de Bayer), un estimulador de la guanilato ciclasa soluble también pendiente de decisión sobre precio y reembolso, “que logra que los pacientes caminen más metros en el test de la marcha de los seis minutos”, señala Gaudó.

Este experto, además, reclamó que los clínicos sean más ambiciosos, “ya que sólo el 50 por ciento de los pacientes más graves recibe prostaciclinas”.

Twitter
Suplementos y Especiales