“Por primera vez nos hemos dado cuenta de que hay inequidad en el acceso a los IP”

javier crespo Vicesecretario general de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH)
Herramientas
|
21 feb 2014 - 16:00 h
|

La Hepatitis C afecta en nuestro país a más de 900.000 personas y cerca del 70 por ciento de estas, no sabe que la padece. Esta enfermedad es la principal causa de cirrosis, trasplante hepático y cáncer de hígado en España.

Pregunta. ¿Cuál ha sido la evolución del tratamiento del virus desde 2010?

R. El virus de la Hepatitis C tiene varios subtipos. En nuestro país el mayoritario es el subtipo 1, en el año 2010 se curaban con interferón aproximadamente entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes. A finales del 2011, surgen unos fármacos nuevos, telaprevir y boceprevir, y eso supone un salto de calidad importantísimo porque pasamos al 70-80 por ciento, lo que supone una gran revolución para los enfermos. Por suerte, a finales de 2012 surgen unos nuevos fármacos que solos o en combinación con otros son capaces de curar a cerca del 100 por cien de los pacientes.

P. ¿Qué va a suponer la aprobación de la EMEA de simeprevir y daclatasvir?

R. Son fármacos pangenotípicos, capaces de curar la práctica totalidad de los genotipos de la Hepatitis C, se administran por vía oral y tienen pocos efectos secundarios. Esto supone que realmente una enfermedad crónica que afecta a 820.000 personas en España y en el mundo cerca de 200 millones, es una enfermedad que se puede erradicar. El cambio es espectacular. Aproximadamente España es el quinto país del mundo en el número de trasplantes hepáticos y la mitad de estos, son por virus C, la mitad de las cirrosis son por virus C, etc. Además, la Hepatitis C afecta a todas las edades y toda la población pero donde tiene especial incidencia es en gente activa.

P. A parte de estos nuevos tratamientos son orales, ¿se facilitará al paciente la toma, la adherencia y los efectos secundarios?

R. En muchas ocasiones se está intentando hacer un combo, es decir, mediante una pastilla única dar dos o tres medicamentos, con una duración que, en algunos pacientes, será solamente de tres meses y sin efectos secundarios. Algunos médicos hemos tenido la oportunidad de dar a estos pacientes estos fármacos en los ensayos de registros y no sabíamos qué pacientes eran porque no notaban nada, son fantásticos, pero con un inconveniente, el precio. La industria farmacéutica ha puesto un precio enorme y desde la Sociedad tenemos la obligación de decirles a las autoridades que pongan remedio.

P. Precisamente, las asociaciones de pacientes denuncian un abordaje desigual a los tratamientos actuales, los inhibidores de la proteasa. ¿Se detecta esto desde la práctica clínica?

R. Nosotros con los inhibidores de la proteasa tenemos la sensación en la AEHH, que es la primera vez que el acceso a los fármacos está siendo diferente, ha habido inequidad en el sistema público. A mí me ha resultado una enorme sorpresa porque la decisión final de tratar o no tratar a los pacientes con los fármacos ha dependido de un documento de consenso que estaba invadido por las restricciones. Yo creo que más allá de la inequidad lo que tenemos que hacer entender a las autoridades es que es un problema de salud pública que afecta a un gran número de personas en España y que puede producir la muerte de pacientes. Los pacientes se pueden curar y por tanto esta inversión es necesaria.

P. ¿Tienen previsto elaborar un documento donde se sienten las bases sobre las enfermedades hepáticas?

R. Efectivamente, a finales de noviembre, después del congreso americano, donde se expondrán todas las novedades al respecto, tenemos en mente hacer un documento para establecer las peculiaridades de las enfermedades y las necesidades. Entendemos que tiene que haber una política sanitaria y tiene que haber un plan donde nosotros estamos dispuestos a colaborar con las autoridades para atender prioritariamente a aquellos pacientes que no pueden retrasar más el tratamiento. Será un tratamiento a la carta, probablemente oral, corto y no durará más de seis meses en algunos pacientes y evitará en unos años la mitad de los trasplantes hepáticos y por tanto entre 3.000 y 5.000 muertes al año. La Aemps ya reconoce que hay tres grupos de pacientes en los cuales no puede detenerse más el tratamiento; que son los pacientes que están en lista de espera por tratamiento hepático, pacientes que se han reinfectado con el virus de la Hepatitis C y pacientes cuya esperanza de vida es menos de 12 meses. En este sentido, se recomienda un acceso precoz, que para nosotros es el uso compasivo. El único problema que vemos es que ese uso compasivo, lo tiene que aprobar cada director de centro y no queremos cambiar de mecanismo, sino que los directores sigan las recomendaciones independientemente de la comunidad de donde sean.

P. Durante el congreso americano irán con resultados de tratamientos que han salido para la cirrosis, ¿existen nuevas opciones terapéuticas para curar la cirrosis en fase avanzada?

R. Hace 15 años surgió un fármaco para tratar la Hepatitis B que se llama hirudina y pudimos ver como los pacientes que tenían una cirrosis avanzada por el virus B, volvían para atrás. Por tanto, creemos que estos fármacos en muchos pacientes serán capaces de retrotraer la cirrosis a una situación en la cual pueda pasar lo mismo. Efectivamente, habrá un pequeño grupo de pacientes en los que no se pueda hacer mucho porque la cirrosis esté evolucionada, y habrá que trasplantarlos. En este sentido, hay fármacos nuevos que probablemente actuarán sobre el proceso de la cirrosis.

P. Estamos en momento de revolución y se tendrá que tener en cuenta, para eso, ¿piden una estrategia?

R. Necesitamos un Plan Nacional de Virus C, porque tienen que entender que hay un problema de salud pública que afecta al dos por ciento de la población y la muerte por causa hepática es la quinta causa en un grupo de población activa y hay que hacer algo urgente.

Simeprevir y daclatasvir son pangenotípicos, capaces de curar los genotipos de la Hepatitis C”

Queremos que los directores sigan las recomendaciones independientemente de la comunidad”

Twitter
Suplementos y Especiales