Una correcta hidratación contribuye al mantenimiento de las funciones cognitivas

Herramientas
|
29 nov 2013 - 16:00 h
|

Una deshidratación del 2 por ciento afecta al rendimiento y a las habilidades cognitivas como la coordinación viso-motora, la atención y la memoria a corto plazo y, en niveles superiores, puede provocar fatiga, somnolencia y riesgo de accidente laboral. Así se ha puesto de manifiesto durante el I Congreso Internacional y III Nacional de Hidratación organizado por Coca-Cola España, donde más de 1.000 científicos y profesionales de la salud de 22 nacionalidades diferentes se han dado para analizar la influencia positiva de una correcta hidratación en el bienestar, o las consecuencias para la salud derivadas de una ingesta incorrecta de líquido.Tal y como ha señalado el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, la investigación científica es relativamente joven, lo que la convierte en el área de investigación más novedosa donde los últimos estudios se centran en conocer cómo afecta la deshidratación en las funciones cognitivas. Ejemplo de ello es que, como ha adelantado, Rafael Urrialde, el próximo año habrá una encuesta dietética real en España para conocer como comen y beben los habitantes españoles. Algo necesario para poder prevenir, informar y dar a conocer los efectos adversos de la mala hidratación.

En esta línea, Lluis Serra-Majem, presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación, considera que el agua es “lo que el cuerpo necesita para renovar los nutrientes”, ya que es de hecho “el nutriente más importante que contiene nuestro cuerpo”. De este modo, ha explicado las consecuencias negativas para la salud de la deshidratación ya que “tras ocho horas de sueño podemos perder un 1 o 2 por ciento de líquido y , si no se repone al despertar, cuando ya una persona se encuentra en el umbral de sentir sed, puede afectar a la memoria, a la capacidad intelectual, sufrir falta de concentración, cansancio, riesgo de accidentes laborales y dolores de cabeza”. En esta línea, los expertos insisten en que la hidratación afecta también al estado anímico. A este respecto, Ángel Gil, presidente de la Sociedad Española de Nutrición, señala que “en especial en aquellas personas que no consumen las recomendaciones de ingesta diaria (2 litros para las mujeres y 2,5 litros para los hombres). Sin embargo, incide en que los sectores más frágiles son niños y ancianos. Precisamente, en uno de los estudios que se debaten en este congreso, se evidencia que los ancianos más deprimidos son los que menos beben, mientras que aquellos más hidratados tiene mejor capacidad afectiva y cognitiva. Por ello, uno de los problemas que se da en estos grupos es que “los ancianos empiezan a no sentir la sensación de sed”, ha apuntado Gil, y esa es una señal de alarma. Los mayores deben beber “antes de tener sed porque cuando la tienen la deshidratación ya es intensa”. Al igual que los niños que son otro grupo de riesgo, en especial si pierden líquido por vómitos y diarreas, aunque en España existe una buena praxis pediátrica que evita situaciones límite.

De momento, uno de los indicadores para conocer los niveles de deshidratación de una persona, que existen a día de hoy, es la orina. A través de ella, si es concetrada y oscura se puede determinar el bajo nivel de hidratación, mientras que una orina casi transparente es señal de sobrehidratación, que tampoco es aconsejable. Para evitarlo, Gil indica que “hay que tomar 200 o 300 mililitros de líquido a la hora u ocho raciones al día”. Además, insiste en que uno de los objetivos de las investigaciones es encontrar nuevos indicadores que permitan conocer el estado de hidratación o deshidratación de la persona.

En relación al control en España de la hidratación Urrialde ha destacado que “está muy bien controlada” ya que en el ámbito clínico “lo que mejor se controla es la hidratación”. Por su parte, la vicepresidenta y directora de la Salud y Ciencia de Coca-Cola Company, Rhona Applebaum, ha destacado que el apoyo a este tipo de congresos científicos supone un “imperativo empresarial” y ha mencionado el papel de España como “líder en ciencias de la salud”.

Twitter
Suplementos y Especiales