La farmacia comunitaria tiene más fácil
el objetivo de registrar “todo” y “por todos”

Nuevas plataformas como Nodofarma (CGCOF) o e_Xpert (Sefac) promueven el almacenaje de datos de sus actuaciones
Herramientas
Madrid
|
h
|

“Lo que no se registra, no existe”. Esta es una de las máximas que se pregonan desde las entidades farmacéuticas a la hora de concienciar a los boticarios de la importancia que tiene el registro de los datos generados diariamente en las oficinas de farmacia en el marco del quehacer profesional. Tanto para la mejor atención al paciente como en el objetivo de ‘convencer’ a las Administraciones de las ventajas —sanitarias y económicas— que acarrean los nuevos servicios en boticas y apuesten por su impulso.

Predicando con el mensaje que transmiten, desde estas corporaciones se viene realizando una clara apuesta por facilitar a los farmacéuticos el cumplimiento de esta solicitud. En concreto, con la puesta en marcha de plataformas y herramientas tecnológicas que faciliten no solo el registro de los datos generados por sus intervenciones sino, si cabe igual de importante, el acceso y análisis de los mismos. Así, plataformas online como Nodofarma —del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos— y e_Expert —de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria— permitirán a corto plazo asegurar que aquel farmacéutico que no registra los datos que genere su actividad asistencial será, simple y llanamente, porque no quiera hacerlo. En ningún caso excusándose en falta de medios.

Por ejemplo, en el caso de Nodofarma —quizá el principal proyecto en el que se encuentra embarcado en la actualidad el CGCOF— se presenta precisamente como “una plataforma para canalizar toda la información que generen las farmacias nacionales”. Más en concreto, Nodofarma será el canal en el que se ‘vuelquen’ todos los datos de aquellas farmacias participantes en los proyectos asistenciales promovidos por la máxima corporación farmacéutica nacional (conSigue, Concilia, Adhiérete, etc.), como así confirma a EG su presidente, Jesús Aguilar.

El presidente del CGCOF recuerda que cuánto más extendida se encuentre esa ‘cultura del registro’, más fiables serán los análisis y resultados obtenidos, como ocurre con otros proyectos que también requieren de la óptima participación de la red de farmacias, como es el caso del sistema de detección y alerta de desabastecimientos (Cismed). “Aunque este registro siempre queda a voluntad del profesional, animamos a ello para que esa suma de datos permita tener un conocimiento global y poner en valor lo que aporta la farmacia comunitaria en campos como la adherencia, el seguimiento, etc.”, apunta Aguilar.

El presidente del CGCOF recuerda que esos registros ya se hacen “de manera individual” en las farmacias, por lo que el objetivo es tener “una foto más global” a través de esa plataforma común que puede ser Nodofarma.

Sefac aporta su ‘e_Expert’

También la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) ha puesto a disposición de los profesionales una plataforma online (e_Expert) que ‘nace’ con la finalidad de “facilitar la ejecución de los servicios profesionales farmacéuticos a través del registro de los datos de salud, seguimiento y evolución del paciente”, entre otras vías.

Así, esta herramienta “integral” cuenta con funcionalidades como el registro y consulta de los datos del paciente, historial de todas las visitas, seguimiento, comparativa de datos para análisis, agenda de visitas, posibilidad de realizar informes personalizados de cada paciente, etc. Otras de las ventajas que se apuntan desde esta sociedad científica hacen referencia a que el farmacéutico tiene la posibilidad de llevar a cabo estos registros en módulos concretos para servicios como medida y seguimiento de la presión arterial, cálculo del riesgo vascular y cesación tabáquica. En este sentido, Sefac ha anunciado que próximamente se unirán otros como el de revisión de uso de medicamentos, consejo nutricional, diabetes y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Los pacientes animan al registro

Como protagonistas directos de esos datos objeto de registro (respetando la privacidad), el colectivo de pacientes también anima a los farmacéuticos a plasmar sus actuaciones. También por la creencia de que “lo que no se registra, no existe”, replica esta máxima Antonio Bernal, presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP). Incluso, este representante considera que si esa cultura del registro estuviese más afianzada en la farmacia comunitaria “posiblemente esa farmacia asistencial y de nuevos servicios que persigue la profesión ya estaría más avanzada”, opina.

Al igual que a la farmacia estos datos —y su análisis— le sirven para demostrar el valor de sus actuaciones, el presidente de la AGP tampoco duda de los beneficios que acarrea en la mejor atención que recibe el paciente. “Desde nuestro punto de vista, cuánto más próximo y cercano notemos al farmacéutico y más se empodere, mejor para nosotros, y ese acercamiento y empoderamiento también se consigue gracias al mayor manejo y consulta de datos del paciente al que atienden”, apunta Bernal. Incluso, recuerda la importancia no solo de registrar, sino de compartir. “Sería muy positivo no solo que las farmacias tengan datos así, sino que los puedan compartir entre toda la red”.

Twitter
Suplementos y Especiales