La Universidad de Alcalá reconoce los 125 años de “innovación responsable” de MSD

El CEO mundial, Kenneth Frazier, destacó el importante papel de España en la estrategia global de la compañía
Herramientas
Madrid
|
h
|

Kenneth Frazier, CEO de la compañía biofarmacéutica MSD, recibió la semana pasada un reconocimiento de la Universidad de Alcalá (UAH), valorando el firme compromiso con la innovación, la investigación y, por tanto, la contribución con la sociedad de la compañía que dirige. Además, el centro ha querido reconocer también la importante colaboración que realiza MSD con la Universidad en lo que se refiere a investigación y generación de conocimiento científico, a través de proyectos como la Cátedra de Enfermedades Inflamatorias Autoinmunes UAH-MSD.

El acto, que se celebró en la Sala de Conferencias Internacionales de la Universidad, contó con la presencia de destacados representantes del sector sanitario, de la propia Universidad, del ámbito académico y otros sectores económicos, científicos y sociales de nuestro país.

En su discurso de agradecimiento, Frazier afirmó que “es un honor recibir este especial reconocimiento de una institución tan prestigiosa que ha hecho tanto por el avance de la ciencia, la innovación y la educación. Durante más de un siglo las personas de MSD hemos estado buscando curar enfermedades. Nuestro amplio legado de invenciones incluye avances innovadores como el descubrimiento de medicamentos y vacunas innovadoras que responden a necesidades médicas a nivel mundial”.

MSD: innovando en tratamientos

Durante el encuentro Kenneth Frazier pronunció la conferencia ‘MSD: 125 años de Innovación Responsable’, centrada en el compromiso de la compañía con la innovación expresando que su mayor orgullo “son las personas de MSD que continúan dedicando sus vidas a inventar nuevas terapias para prevenir, tratar y en un futuro eliminar enfermedades. Descubrimos la vitamina B1; las vacunas para el sarampión, las paperas, la rubéola y algunas de las primeras estatinas para tratar los niveles elevados de colesterol. Es un legado que incluye el desarrollo de procesos para la producción a gran escala de penicilina y para la sintetización de la cortisona y otros avances que nos han puesto al frente de los tratamientos para el VIH y la hepatitis C, la prevención de la hepatitis B y algunos tipos de cáncer causados por el virus del papiloma humano”.

Frazier también destacó la labor que realiza la compañía en áreas como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, en las que continúan investigando para seguir mejorando la vida de las personas: “En 2016, invertimos 6.800 millones de dólares (6.376 millones de euros) a nivel global en I+D porque entendemos que es nuestra responsabilidad inventar soluciones que fundamentalmente transforman el futuro de la salud humana”.

Además, quiso destacar la misión de la compañía para ayudar a los pacientes en el acceso a los medicamentos. En este sentido, recordó algunas medidas llevadas a cabo por MSD con donaciones a países desfavorecidos o programas enfocados a problemas sanitarios mundiales, como reducir la mortalidad materna en el mundo para la que la compañía ha puesto en marcha la iniciativa ‘MSD para las Madres’.

Medio siglo en España

“Desde 1968 los empleados de MSD en España se han dedicado a las innovaciones en salud en este país. Las colaboraciones son elementos clave, como la que mantenemos con la Universidad, que ha hecho posible el avance en el conocimiento científico en salud y en innovación”. De esta forma Frazier alabó el prestigio de los investigadores españoles, destacando que España, la filial celebrará su 50 aniversario el año próximo, ocupa un importante lugar para la compañía.

Twitter
Suplementos y Especiales