Las enfermedades reumáticas requieren de planes de actuación para su abordaje

Las enfermedades reumáticas, principal causa de discapacidad, tienen un gran impacto para las arcas públicas
Herramientas
Madrid
|
h
|

Existen experiencias para ‘aliviar’ el gasto en estas enfermedades que permitirían ahorrar 2.500 millones

La gota es la artritis más frecuente en todo el mundo: la padecen entre 250.000 y 300.000 españoles

El coste de la discapacidad de las enfermedades reumáticas supone alrededor de 12.000 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). “Las enfermedades musculoesqueléticas son en su conjunto la principal causa de discapacidad tanto en España como en Europa y en el resto del mundo”, señaló Luis Rodríguez, portavoz de la Sociedad de Reumatología de la Comunidad de Madrid (Sorcom), durante la celebración del 21 congreso anual de esta sociedad científica.

“Las partidas presupuestarias para el pago de estas discapacidades temporales fue de 12.000 millones de euros. A esta cantidad le podemos sumar otros 8.000 millones de euros procedentes de las empresas; es decir, 20.000 millones de euros. De esta cifra, un 25 por ciento correspondería al pago de discapacidades temporales de causa musculoesquelética, unos 5.000 millones de euros anuales, a los que podríamos sumar otros 5.000 millones de euros por discapacidades permanentes por esta misma causa”, insistió Rodríguez. Existen experiencias para la reducción de este gasto. Por ejemplo la Comunidad de Madrid puso en marcha un programa de atención temprana, que a juicio del portavoz de la Sorcom, podría aliviar el gasto en 2.500 millones.

Impacto en el sistema

Las patologías reumáticas como la artrosis, la osteoporosis o la gota tienen también un coste directo sobre el sistema sanitario. “Aproximadamente una cuarta parte de nuestras consultas está relacionada con pacientes que sufren de artrosis”, destacó el presidente entrante de la Sorcom, Carlos Acebes. La incidencia de la enfermedad aumenta con la edad. “La prevalencia general es del 10 por ciento y a los 70 años más del 50 por ciento de la población manifiesta síntomas de artrosis”, añadió.

En cuanto a la osteoporosis la incidencia se encuentra en el cinco por ciento de la población. Sin embargo, existen colectivos más sensibles a esta patología. “Puede afectar a un tercio de la población femenina postmenopáusica. Son enfermedades que debemos abordar en la prevención primaria y en la secundaria”, argumentó Acebes. La jefa de Reumatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal Mónica Vázquez propuso un plan de salud pública para el abordaje de esta patología. “El reumatólogo junto a la administración debe liderar el diseño de esta estrategia”. La principal complicación de esta patología son las fracturas de cadera y las vertebrales, sobre todo a partir de los 70 años. “Con el envejecimiento progresivo de la población y cada vez con más pacientes que superan esta edad, es fácil intuir que va a ser en los próximos años un gran problema de salud que debemos abordar”, destacó.

Otra de las enfermedades más prevalentes es la gota. Se trata de la artritis más frecuente en todo el mundo y “se estima que entre 250.000 y 300.000 personas la padecen en España”, según explica Enrique Calvo, portavoz de la Sorcom. En la actualidad, la Sociedad Española de Reumatología (SER) está elaborando un estudio que podría ofrecer datos más exactos el próximo año. “La gota es muy impactante desde hace décadas. Ha cambiado poco y eso nos dice que tenemos mucho margen de mejora. Es una artritis que incapacita porque el dolor que produce es enorme y provoca pérdidas de productividad en las empresas”, destacó el especialista.

El catedrático de Reumatología Eliseo Pascual coincide en este margen de mejora. “El problema principal es que tenemos un tratamiento bien establecido desde hace años. No se pone mucho esfuerzo y hay pacientes que teniendo gota no reciben el tratamiento que debieran. El mal tratamiento hace que esta enfermedad sea crónica” afirmó el catedrático, quien insistió en las consecuencias de un mal abordaje como la posibilidad de sufrir un evento cardiovascular.

Twitter
Suplementos y Especiales