01Titular OPINIÓN 01Titular j

Herramientas
|
21 abr 2017 - 15:00 h
|
<p>01Titular OPINIÓN 01Titular j</p>

El tabaquismo es un importante problema de salud pública en la sociedad moderna, y la principal causa de muerte evitable. El tabaco es factor de riesgo de las dos primeras causas de mortalidad, enfermedad cardiovascular y cáncer, y es la principal causa de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Se estima que la mitad de los fumadores morirán por una causa relacionada con el tabaco, y que perderán una media de 10 años de vida. Por ello, mientras el tabaquismo siga siendo causa de enfermedad y muerte prematura debemos mantener los esfuerzos para reducir sus estragos.

Según datos del Eurobarómetro 2014, España tiene un porcentaje de fumadores de 29% (por encima de la media europea que es de 26%). Estas cifras nos sitúan en el tercio superior de los países de la UE con mayor prevalencia de tabaquismo. En los extremos están Grecia con 38% y Suecia con 11%. Un dato alarmante es que España tiene la edad de inicio más joven de la UE (16,8 años de media). En España se estima que 52.000 personas mueren al año como consecuencia del tabaco.

El tabaquismo pasivo también es causa de enfermedad y muerte, y por ello cobra especial relevancia la regulación del consumo de tabaco en lugares públicos y la protección del menor. En España hemos sido testigos de los beneficios de la Ley de Tabaco, se ha reducido la prevalencia de tabaquismo, han disminuido los ingresos por infarto de miocardio y por reagudizaciones de procesos asmáticos, y sobre todo, la gente está más sensibilizada a los riesgos del tabaco. No obstante no podemos caer en la autocomplacencia y es necesario seguir avanzando en la prevención y control del tabaquismo.

Las autoridades sanitarias deberían asumir su papel en el control de esta epidemia, ampliando los espacios libres de humo, protegiendo especialmente a la población infantil, retrasando o evitando el inicio en los jóvenes, mejorando la atención al fumador que quiere dejar de fumar, y siguiendo el ejemplo de aquellos países que a pesar de tener porcentajes mucho más bajos de tabaquismo siguen apostando por avanzar en la regulación del tabaquismo.

El paquete neutro de tabaco es ya una realidad en Francia y Reino Unido, y ha sido aprobado en Eslovenia, Irlanda y Hungría. Su principal objetivo es desalentar el inicio de los jóvenes y promover el cese en fumadores. En España sin embargo parece que es un tema tabú, algo difícil de entender desde la perspectiva sanitaria. España fue un referente en prevención del tabaquismo hace unos años, pero si el tabaquismo no recupera protagonismo en la agenda política nos quedaremos en la cola del pelotón...

Twitter
Suplementos y Especiales