Es hora de mirarse al ombligo y hacer algo en prevención y control del tabaquismo en España

Herramientas
|
01 sep 2017 - 13:00 h
|
<p>Es hora de mirarse al ombligo y hacer algo en prevención y control del tabaquismo en España</p>

En el mes de julio de 2017 ha sido dado a conocer el nuevo plan de prevención y control del tabaquismo en Inglaterra: “Towards a Smokefree Generation A Tobacco Control Plan for England”, que establece una serie de ambiciosos objetivos a alcanzar en el año 2022:

• Reducir las tasas de tabaquismo en adultos de 15.5 por ciento al 12 por ciento o menos.

• Reducir la prevalencia del consumo de tabaco en adolescentesdel 8 por ciento a menos del 3 por ciento.

• Reducir la prevalencia del tabaquismo en el embarazo del 10,7 por ciento al 6 por ciento o menos.

Reino Unido ha conseguido bajar la prevalencia del consumo de tabaco en adultos del 20,2 por ciento en 2014 al 15,5 por ciento actual. Para ello han adoptado una serie de medidas de prevención y control del tabaquismo efectivas en los últimos años, como el envasado genérico o neutro, prohibir fumar en los coches si viajan niños, y la generalización de dispositivos asistenciales para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. Aun así, siguen muy preocupados por los 200 ciudadanos británicos que mueren cada día con alguna enfermedad relacionada con el consumo de tabaco, y quieren implementar más medidas. Y sobre todo, están preocupados porque el consumo de tabaco se concentra en las comunidades más pobres y en las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables (casi tres veces más fumadores entre las personas de bajos ingresos en comparación con los más altos ingresos).

Para ello, van a priorizar las intervenciones en las zonas más desfavorecidas y en los trabajadores manuales, las jóvenes embarazadas vulnerables, las personas con problemas de salud mental y los presos (estos últimos dos grupos tienen tasas de tabaquismo mucho más altas que la media nacional, con un promedio de 33 por ciento y 80 por ciento respectivamente). Otro elemento clave del Plan es ayudar a todos los fumadores que lo deseen a dejar de fumar desde su Sistema Nacional de Salud, e intervenir cuando contacten con los servicios de Atención Primaria o Atención Especializada. A todos los profesionales de la salud se les va a dar acceso a la capacitación y las herramientas para apoyar eficazmente el abandono del tabaco. Otro elemento fundamental para alcanzar los objetivos es que las nuevas generaciones estén libres del consumo de tabaco.

Es el momento de mirarnos al ombligo y ver que nuestra prevalencia del consumo de tabaco se sitúa alrededor del 23 por ciento de adultos, y que hace años que no hemos avanzado nada en medidas de prevención y control del tabaquismo. Esta falta de acción raya la negligencia sanitaria y social, y algo habrá que hacer porque no podemos seguir solo mirando a los 142 españoles y españolas que mueren cada día por consumo de tabaco.

No podemos seguir solo mirando a los 142 españoles que mueren cada día por el consumo de tabaco

Twitter
Suplementos y Especiales