Más concienciados frente a las agresiones

Herramientas
|
17 mar 2017 - 08:00 h
|

En ocasiones las estadísticas reflejan una realidad que va más allá de los propios números. Con las cifras en la mano vemos que las agresiones a los médicos en España han aumentado un 37 por ciento y que se han registrado 395 casos en 2016, un 37,1 por ciento más que el año anterior.

Al analizar los datos de la Organización Médica Colegial (OMC), nos damos cuenta de que estamos ante la punta del iceberg. Se trata de las cifras de los colegios. No conocemos las estadísticas que manejan las comunidades. Algunos sindicatos han publicado sus cifras, pero no existe un documento uniforme que nos permita leer y entender la realidad.

Las cifras de la OMC nos sirven para entender que los médicos se encuentran cada vez más concienciados con la necesidad de denunciar este tipo de actos. Ahí ha realizado una labor más que positiva el Observatorio contra las Agresiones de la OMC. Pero aún quedan cuestiones por resolver. La reforma del Código Penal se quedó a medias. El reconocimiento del médico como autoridad ha podido resultar clave en la reducción de las agresiones físicas. Sin embargo, se observa un incremento de los insultos y de las amenazas. Precisamente, la modificación del Código Penal no recoge el insulto como delito de atentado, como reclamó en su día el entonces presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín. Otros aspectos que quedaron en el tintero lo han ido corrigiendo los jueces. El texto no admitía al médico de la privada como autoridad. Ya se ha producido una sentencia de un juez que considera que el facultativo realiza un servicio público y debe ser considerado autoridad en el ejercicio de su función.

Son tareas pendientes en el ámbito de la justicia, pero son las Administraciones Públicas las que tienen un mayor recorrido. En primer lugar, Interior ha propuesto un protocolo de actuación para las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que parece interesante. En segundo lugar, las comunidades deben potenciar su política de recursos humanos para rebajar la presión asistencial.

La reforma del Código Penal se quedó a medias, aunque se han reducido las agresiones físicas contra los médicos

Twitter
Suplementos y Especiales