Herramientas
|
21 abr 2017 - 13:00 h
|
<p>Hepatitis C y Penicilina: dos hitos</p>

Cuando en 2014 aparecieron los antivirales de acción directa, de la mano de MSD, Janssen y Gilead, comenzamos a soñar en convertir a la hepatitis C en una enfermedad casi rara. Probablemente, nos aproximaremos, pero no debemos restarle mérito a todos los que lo han hecho posible. Desde la Asociación para el Estudio del Hígado no dudaron en calificar la entrada de las terapias contra el VHC como un hito casi tan relevante como la penicilina. A los inhibidores de la proteasa NS3/4A le siguieron inhibidores de la Polimerasa ARN (Sovaldi, de Gilead) o del complejo de replicación del NS5A del virus de la hepatitis C, como Daklinza de BMS. Eran el resultado del esfuerzo investigador que nos iba a llevar a los revolucionarios pangenotípidos de una sóla toma al día, a dosis fija en solitario (sin Ribavirina, cuando es posible) o frente al temido genotipo 3.

Estamos hablando de la principal causa de mortalidad de enfermedad hepática y de trasplante hepático, hasta ahora. En 2010 más de 160.000 personas fueron diagnosticadas como infectadas por VHC, y sólo fueron tratadas 9.800, y con escaso éxito, un pobre 20 por ciento. En 2013 1.137 personas fueron sometidas a trasplante hepático,de los que 359 lo fueron a causa de una hepatitis C, un tercio del total. Los ingentes recursos que ahora pueden ser liberados pueden destinarse a otros pacientes en otros trasplantes.

Zepatier (MSD) y Epclusa (Gilead) ya nos ofrecen regímenes más cortos y sencillos, con menor toxicidad en algunos casos (sin ribavirina) y con mejor cobertura de genotipos. Epclusa es el primer pangenotípico. Pero Abbvie nos ofrecerá en breve un régimen pangenonítpico de glecaprevir/pibrentasvir que en pacientes con enfermedad renal y tras 12 semanas erradicó el 100 por cien del virus. MSD ofrecerá una triple combinación de razoprevir/ruzasvir y MK-3682 que en un comprimido al dia (sin ribavirina) permitirá tratamientos de entre 4 y 12 semanas. Todo el valor de la investigación se evidencia en el amplio arsenal disponible para curar a un número mayor de pacientes.

Twitter
Suplementos y Especiales