EL ‘Big Data’ optimiza la asistencia

Temas relacionados:
Herramientas
|
11 oct 2018 - 08:00 h
|
<p>EL ‘Big Data’ optimiza la asistencia</p>

Un cinco por ciento de los pacientes crónicos complejos suponen casi la mitad del consumo de hospitalización urgente y son los que generan la mayor proporción de ingresos urgentes o no programados en los hospitales. Así se puso de manifiesto durante la “VI Reunión de Pacientes Crónicos Complejos” organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en Segovia. Un encuentro que tuvo como objetivo compartir conocimiento en enfermedades crónicas y conocer las necesidades de estos pacientes y sus cuidadores.

Las hospitalizaciones evitables afectan más a pacientes ancianos, por su fragilidad y por su carga de enfermedades crónicas. La insuficiencia cardiaca y la demencia son dos de las enfermedades crónicas, progresivas e incapacitantes que más padecen los pacientes crónicos complejos, ya que aumentan con la edad de manera exponencial. De hecho, según afirma el doctor Jesús Díez Manglano, vicepresidente segundo de la SEMI, “la insuficiencia cardiaca afecta a un 2 por ciento de la población general, incluidos niños, pero si el grupo de edad lo reducimos a personas mayores de unos 80 años, el porcentaje aumenta hasta el 10 por ciento, limitando en estos pacientes la calidad para respirar y aumentando el cansancio y la hinchazón en las extremidades”. Sin olvidarnos de la diabetes, una enfermedad muy relacionada con el envejecimiento, que afecta a más de un tercio los mayores de 75 años.

Para lograr una mayor eficacia de las Unidades de Medicina Interna con los pacientes crónicos, desde la SEMI apuestan por fomentar la coordinación entre los servicios sanitarios, evitar la fragmentación y una visión global de la enfermedad.

Son numerosas las iniciativas que se están llevando desde la SEMI para mejorar diversas áreas. Me interesa el trabajo que están realizando sobre la relación médico-paciente. Desde la SEMI y el Grupo “Educación en Salud para la Ciudadanía” se trabaja para lograr una mayor implicación de los pacientes en el proceso sanitario. El “empoderamiento” de los pacientes en el ámbito sanitario es, cada vez, más importante. “Un paciente bien informado y bien formado tiene mayor capacidad para decidir sobre su enfermedad y, por tanto, para participar en el proceso asistencial. Pero para poder hablar realmente de una medicina centrada en el paciente, hemos de incorporar los valores y expectativas de los pacientes a los procesos clínicos por un lado, y los profesionales y las organizaciones tenemos que adaptarnos a las necesidades de cuidados de los enfermos del siglo XXI, que son más complejas, y a las nuevas expectativas de los ciudadanos actuales. Este es el camino para alcanzar una medicina de alto valor”, según explica la Dra. Arántzazu Álvarez de Arcaya, coordinadora de la jornada y coordinadora de Medicina Hospitalista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Por este motivo desde la SEMI buscan iniciativas para educar a la ciudadanía.

Pero también esta formación la deben asumir los profesionales en ámbitos como el big data. “La formación también la debemos asumir los profesionales, ya que conocer el manejo de nuevas herramientas como el Big Data resulta clave para optimizar nuestra asistencia a los pacientes”. Así por ejemplo la minería de datos permite crear, entre otras cosas, algoritmos diagnóstico-terapéuticos y análisis de datos que facilitan conocer las características de salud de la población y, en consecuencia, a desarrollar medicina poblacional.

En definitiva, la edad, la cronicidad y complejidad son los retos de la sociedad actual, y la buena información es la base de toda educación. Es lo que hay. Seguro.

La insuficiencia cardiaca y la demencia, dos de las enfermedades que más padecen los pacientes crónicos

Twitter
Suplementos y Especiales