Herramientas
|
06 nov 2017 - 08:00 h
|
<p>Tabaquismo: un problema de todos</p>

La situación actual del tabaquismo en España ha mejorado, pero no lo suficiente. El tabaquismo debe empezar a tratarse como lo que es: una enfermedad crónica con importantes consecuencias para la salud, no solo del individuo y su entorno sino también económicas para el Sistema Nacional de Salud. El humo del tabaco tiene una relación clara causa-efecto con muchas otras patologías, un empeoramiento de la calidad de vida del paciente y de la esperanza de vida, mayor número de visitas médicas, hospitalizaciones, urgencias, es por tanto un grave problema de salud pública.

En los últimos años ha disminuido el número de fumadores gracias a que cada vez hay menos incorporaciones, pero aún hay muchos fumadores que se mantienen en el tiempo. Los proyectos de educación sanitaria, concienciación y promoción de la salud están dando sus frutos pero no son suficientes. En torno al 70 por ciento de los fumadores les gustaría dejar de hacerlo, es por eso que debemos ayudar a este porcentaje importante de población, que quiere pero no sabe cómo.

Desde la farmacia comunitaria podemos ayudar al abordaje del paciente fumador. Actualmente muchos farmacéuticos formados y capacitados gracias al programa CESAR de SEFAC para la prestación del servicio de cesación tabáquica, llevamos a cabo servicios de deshabituación tabáquica protocolizados y consensuados con diferentes sociedades científicas médicas. El objetivo es aumentar el porcentaje de éxito de los pacientes consiguiendo que el número de fumadores que abandona el hábito tabáquico de forma definitiva sea cada vez mayor. Cualquier método o terapia para dejar de fumar aumenta su tasa de éxito si el farmacéutico comunitario entra en juego y acompaña al paciente en el proceso.

Debemos actuar tanto con el paciente que expresa su deseo o voluntad de dejar de fumar, como sobre todos aquellos que lo hacen. Es por eso que la farmacia comunitaria, por la confianza y complicidad que genera con el paciente, puede ser determinante en la deshabituación tabáquica.

Disminuir el número de personas expuestas al humo del tabaco es una tarea de todos y los farmacéuticos comunitarios estamos preparados para ayudar a disminuir las tasas de tabaquismo en España.

Cualquier método aumenta su tasa de éxito si el farmacéutico comunitario acompaña al paciente

Twitter
Suplementos y Especiales