Herramientas
|
02 sep 2016 - 08:00 h
|
<p>Una memoria transparente y responsable</p>

La Fundación Tecnología y Salud ha presentado recientemente su Memoria Anual 2015, un documento equilibrado que refuerza su compromiso de transparencia tanto con la ciudadanía como con el resto de sus grupos de interés y cuyo objetivo es proporcionar una información precisa y responsable sobre las acciones que ha desarrollado a lo largo del último año. La Fundación Tecnología y Salud ha presentado recientemente su Memoria Anual 2015, un documento equilibrado que refuerza su compromiso de transparencia tanto con la ciudadanía como con el resto de sus grupos de interés y cuyo objetivo es proporcionar una información precisa y responsable sobre las acciones que ha desarrollado a lo largo del último año.

El alto compromiso con los pacientes y los profesionales sanitarios ha sido desde su creación seña de identidad de la Fundación Tecnología y Salud que trabaja para unificar esfuerzos que deriven en la mejora de la vida de las personas además de consolidarse como punto de encuentro y socio estratégico de todos aquellos agentes implicados en el Sistema Nacional de Salud para acercarles el conocimiento sobre las innovaciones que se producen en el Sector de la Tecnología Sanitaria.

A través de su trabajo anual, la Fundación continúa demostrando que las Tecnologías Sanitarias mejoran la calidad del sistema, aseguran su sostenibilidad e impulsan su mejora continua. Para poner en valor este hecho, desarrolla acciones cuyo cometido es sensibilizar a pacientes, profesionales sanitarios, Administración y población en general sobre la importancia que tiene la Tecnología Sanitaria a la hora de gestionar de manera eficiente la salud y la enfermedad en nuestra sociedad.

En este último año, la Fundación en línea con uno de sus fines, como es la promoción del uso adecuado de las tecnologías sanitarias y el desarrollo de metodologías para mejorar la seguridad de profesionales y pacientes, ha participado en el Proyecto Flebitis Zero impulsado y coordinado por el Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario Central de Asturias, avalado por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, y cuya metodología sigue el modelo de Proyectos de Seguridad de Pacientes ya implantados y evaluados como Bacteriemia Zero y Neumonía Zero. El desarrollo del Plan de Lucha contra las Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (IRAS), la participación de la Fundación en el “Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos” impulsado por la AEMPS y el II Encuentro de la Fundación con los pacientes: innovación tecnológica en Oncología, han sido otras de las actividades desarrolladas.

Además, se ha continuado avanzando en el desarrollo de un plan estratégico para la educación en salud con el objetivo de sensibilizar a pacientes, profesionales, Administración y población en general, sobre el papel clave que juega la tecnología en materias como la prevención, el diagnóstico precoz, la adherencia al tratamiento y la gestión, además de en la atención adecuada de la enfermedad.

La Fundación Tecnología y Salud también ha ampliado su red de alianzas estratégicas a través de su apoyo institucional a asociaciones y federaciones de pacientes. El principal reto de futuro es, por lo tanto, trabajar junto con la Administración y el resto de agentes del sistema para diseñar y desarrollar un nuevo modelo de atención sanitaria que tenga en cuenta las necesidades de una sociedad cada vez más envejecida, así como las nuevas herramientas que ofrece la Tecnología Sanitaria aportando calidad, seguridad y eficiencia en los procesos asistenciales, permitiendo su evolución y mejora continua.

Twitter
Suplementos y Especiales