Aseos accesibles en Madrid para personas con ostomía

Herramientas
Madrid
|
06 abr 2018 - 14:13 h
|

Más de 10.000 madrileños y madrileñas de todas las edades viven con una bolsa de ostomía tras haber sufrido una intervención quirúrgica por enfermedades que van desde un tumor hasta una anomalía congénita

Madrid Salud en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (IDIPaz) ha iniciado un proyecto piloto de sensibilización y mejora de la calidad de vida de las personas afectadas. Entre las iniciativas destaca la adaptación en todos los centros de Madrid Salud de al menos un aseo accesible a las necesidades de las personas ostomizadas

“El objetivo de este proyecto es facilitarles la vida a las personas que están sujetos a una ostomía”, explica a GM Lluch Hernández Gil, Jefa de la Unidad Técnica de Estudios en Salud Ambiental.

La remodelación de estos aseos, que normalmente ya están adaptados para personas con discapacidad, “consta de añadir una serie de elementos como perchas, una mesa plegable, un dispensador de bolsas, un contenedor higiénico... Para que ellos tengan más facilidad a la hora de poder cambiar su ostomía”, añade.

De momento se ha reformado un baño en la sede de Madrid Salud y el siguiente paso es hacerlo en todos los edificios que son pertenecientes al Ayuntamiento de la capital lo largo del año.

“El objetivo es que otras asociaciones y empresas también se adhieran a esta solicitud que nos ha hecho la Asociación de personas con Ostomía de España (ASOE)”, resalta. Asimismo, se están apoyando y promoviendo campañas de divulgación para concienciar a la población a través de 2.500 carteles para aseos accesibles municipales y 5.000 carteles destinados a su difusión en espacios públicos y autobuses.

Dificultades del día a día

Los pacientes con ostomía necesitan poder preparar con tranquilidad todo el material necesario antes de realizar la higiene del estoma y el cambio de dispositivo o bolsa.

Sin embargo, muchas veces se ven con dificultades a la hora de poder acceder a un baño público. La incomprensión de la sociedad y el miedo a las posibles fugas que puedan ocurrir al estar fuera de casa y no encontrar un aseo cerca puede conllevar a un aislamiento de la persona ostomizada.

Al ser una problemática desconocida por la ciudadanía en general, la población ha asumido una serie de tópicos y prejuicios que dificultan una mayor comprensión de las dificultades que estas personas pueden encontrar en su vida diaria.

Por tanto, el objetivo final de esta campaña es la reinserción de la persona ostomizada en su entorno social, familiar y laboral dando a conocer su existencia y ayudando de esta forma a mejorar su calidad de vida.

Twitter
Suplementos y Especiales