Dos mejores hospitales con distinto grado de complejidad en los BiC

Ángel Gil de Miguel asegura que esta diferenciación ha permitido que los centros puedan competir entre iguales
Herramientas

E.M.C.

Madrid

|
05 oct 2018 - 13:10 h
|

A poco más de dos semanas de la gala de entrega de los Premios Best in Class (BiC) 2018, la actividad es incesante. El Comité de Expertos de Sociedades Científicas y Calidad de los Premios BiC, encargado de revisar la clasificación del Indice de Calidad en Atención al Paciente (ICAP) que constituye el sello principal de estos galardones, ya ha cumplido su cometido y ha podido constatar el acierto que suponen algunos cambios introducidos en esta edición.

Ángel Gil de Miguel, titular de la Cátedra de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, que organiza estos premios junto con GACETA MÉDICA, explica la buena acogida de la diferenciación establecida en la categoría principal, el Mejor Hospital en Atención al Paciente, en función de su complejidad. El esquema anterior, subraya, dejaba en desventaja a los grandes hospitales a nivel nacional, con prestigio y trayectorias incuestionables, pero con menos recorrido en la cultura de la calidad. Frente a este tipo de centros, los nuevos hospitales de menor complejidad han nacido recientemente incorporando ya la apuesta por la calidad desde su origen.

Esta clasificación resulta más equitativa, en su opinión, ya que ha permitido medir entre iguales, tal y como confirma el portavoz.

Propuestas en primaria

Dado el éxito de este nuevo esquema, el grupo de expertos también ha planteado como propuesta introducir una doble clasificación de cara a los próximos premios en el apartado de atención primaria, que permita analizar de forma equilibrada la apuesta por la calidad de centros de salud tradicionales frente a las áreas de gestión integrada, que cuentan con una estructura y recursos diferentes que se contempla valorar en próximas ediciones.

Además, Gil de Miguel ha mostrado su satisfacción por la buena participación de este año, que se mantiene en líneas generales alrededor de los 800 candidatos y cuenta con una amplia representación de casi todas las comunidades autónomas de nuestro país.

Al igual que en anteriores ediciones, el catedrático de la URJC destaca el mayor conocimiento de los requisitos de estos premios entre los participantes, dada la calidad de los cuestionarios presentados a esta convocatoria, que ya tuvo un salto de calidad en la edición anterior. “Poco a poco se han ido familiarizando con ello. Es algo sencillo, en realidad, pero hay que destacarlo”, ha subrayado.

Otro detalle importante, destaca, es que hay multitud de centros que participan en los BiC desde su nacimiento, hace ya trece años, organizaciones que más que con un afán puramente competidor o de reconocimiento, aprovechan cada convocatoria para revisar sus procedimientos de calidad como parte de un proceso de evaluación interna.

Los ganadores se darán a conocer el próximo 23 de octubre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander en una gala patrocinada por A.M.A. Además, desde la organización recuerdan que un total de 16 compañías hacen posible esta edición de los Premios BiC: Amgen, Angelini, Astellas, Boehringer Ingelheim, Bristol-Myers Squibb, Celgene, Gilead, Grünenthal, GSK, Ipsen, Janssen, Merck, MSD, Novartis, Roche y Sanofi Genzyme.

Twitter
Suplementos y Especiales