El escenario de la inmunooncología insiste en los nuevos modelos de financiación

Herramientas
|
12 feb 2019 - 16:33 h
|

“La inmunooncología ha supuesto un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer, con importantes implicaciones y retos en todos los ámbitos: pacientes, profesionales sanitarios, centros asistenciales y Administración Sanitaria, tanto a nivel nacional como en las CC.AA. Estos nuevos retos tienen una alta repercusión en la gestión de la oncología, que presenta una alta heterogeneidad entre comunidades y hospitales, llegando incluso a producir inequidades”. Así se ha puesto de manifiesto en una jornada organizada por el centro de Investigación en innovación Sanitaria de la escuela de negocios IESE (CRHIM por sus siglas en inglés), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), la Fundación SEDISA, y la compañía biofarmacéutica Bristol-Myers Squibb.

La medicina de precisión está revolucionando tanto la investigación como la asistencia sanitaria en todos los campos, haciendo necesaria una transformación de las organizaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud (SNS). La articulación de este modelo de Medicina Personalizada debe cimentarse en torno a diferentes pilares que van desde su regulación, evaluación, hasta la equidad.

Como apuntaron los expertos, el sistema sanitario compete a administraciones que necesitan de un marco regulatorio directo más allá del que podría definirse si se tratara de instituciones privadas. Lógicamente ello afecta a la provisión (con sus tres componentes: asistencia, docencia e investigación) y la evaluación. Por las características de nuestro país incluye ámbitos competenciales diferentes: ministerio, comunidades autónomas y en ocasiones administraciones locales. Además de incorporar la medicina de precisión, también hay que asegurar la equidad en su acceso. Para ello, resulta crítico crear redes basadas en Centros de Referencia.

Precisa la implantación de sistemas informáticos que permitan manejar y compartir los datos generados y debe garantizarse que las técnicas empleadas sean precisas y fiables. Por último, necesita de nuevos perfiles profesionales.

Para César Pascual, Coordinador de Proyectos de la Fundación Sedisa, “debemos superar el actual modelo organizativo. La medicina de precisión supone un impacto en biotecnología que va a aportar soluciones en el tratamiento oncológico y conlleva una necesidad de innovación organizativa para que resulte eficiente. Pero seguimos siendo esclavos de estructuras pétreas, férreas, monolíticas. Para adecuarse a un entorno cambiante, y cada vez menos previsible, no valen las organizaciones sanitarias tal y como las conocemos, organizaciones sanitarias que, especialmente las públicas, han vivido durante muchos años ignorando la evolución del entorno”.

Avanzar en la evaluación de resultados en salud en Inmuno-Oncología

Los avances en inmunooncología ya están cambiando el estándar de atención de muchos tipos de tumores y el paradigma de los tratamientos contra el cáncer. Actualmente, el desarrollo de estos medicamentos se está reescribiendo de forma continua. Miles de pacientes han sido ya tratados con fármacos inmunoterápicos y las indicaciones de estas moléculas crecen cada día. Este nuevo escenario de fármacos con diferentes mecanismos de acción, diferentes formas de respuestas y diferentes formas de evolución, requieren también nuevas formas de medir su aportación en resultados en salud y poder conocer el valor que aportan.

La responsabilidad con los pacientes oncológicos y con el Sistema Nacional de Salud implica contribuir al acceso sostenible a los fármacos innovadores más seguros y eficaces. Es necesario contar con herramientas que permitan combinar accesibilidad con sostenibilidad, sin olvidar la equidad.

En este contexto, Roberto Úrbez, Vice President & General Manager Spain & Portugal de BMS, señala que “en Bristol-Myers Squibb dedicamos todos nuestros esfuerzos a la investigación para mejorar la vida de los pacientes. Pero nuestro compromiso no se centra solo en innovar, si no en hacerlo de una forma consistente con nuestros valores y principios, sobre todo en un área en continua evolución como la oncología. En este sentido, para nosotros es muy relevante apostar por modelos innovadores que faciliten que el tratamiento adecuado llegue al paciente adecuado cuando éste lo necesite”.

Según Ruth Vera, Presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) “La Inmuno-Oncología ha supuesto un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer convirtiéndose en una de las nuevas estrategias de tratamiento”.

Para Josep Tabernero, Director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología y Presidente de ESMO (European Society for Medical Oncology), “la realidad actual y el potencial futuro de fármacos revolucionarios en el campo de la inmunoterapia del cáncer nos abre unas perspectivas muy alentadoras para nuestros pacientes. Sin embargo, el coste de esta innovación está empezando a ser inabarcable con los actuales modelos de financiación de los sistemas de salud, ya sean públicos o privados”.

En este sentido, tanto Vera como Tabernero, coinciden en que conocer cuál es el mejor tratamiento para un paciente, junto con avanzar en sistemas de financiación que estén basados en el valor que aportan los medicamentos, ayudará a ajustar los costes de cada proceso y a que todos los pacientes puedan acceder a todos los fármacos oncológicos de nueva generación.

Twitter
Suplementos y Especiales